País
Viernes 06 de Mayo de 2016

Isela Costantini: "El día en que los empleados no me quieran voy a ser la primera en irme"

La presidenta de Aerolíneas Argentinas, hija de sanjuaninos,  analizó su pase de lo privado a lo público y aseguró que "es más complejo de lo que parece y de lo que uno quiere"; también que viene de un mundo competitivo a otro en el que no gobierna sola; su relación con Macri y Dietrich.

Isabella Constantini, presidenta de Aerolíneas Argentinas , sorprendió a los asistentes. Se paró detrás del atril y papeles en mano aseguró: "Ahora tengo que cuidarme de lo que digo porque la política es distinta al mundo de los negocios. De hecho, no es el ambiente en el que quiero seguir haciendo mi carrera, no tengo ambiciones políticas". Para ese entonces el almuerzo de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas había comenzado de una manera poco habitual para la mayoría de los encuentros corporativos: la bendición de los alimentos. Luego el silencio se mantuvo durante los 60 minutos en los que la ex General Motors habló a unos 150 directivos.
La invitación era tan clara como sencilla: contar en primera persona su pase del sector privado al público. En ese mismo momento, advirtió que era una jornada poco habitual porque acababan de informarle sobre dos aeronaves, una de Lan y otra de Aerolíneas, que se rozaron en el Aeroparque Jorge Newbery mientras realizaban maniobras en la pista para despegar por lo que mantuvo el compromiso de horario de cierre a rajatabla.
"Sé transformar, reestructurar y trabajar en equipo", reveló respecto de su fórmula de gestión durante los cuatro años que lleva de regreso en la Argentina y los cuatro meses al frente de la firma de bandera. "Ir de lo privado a lo público es más complejo de lo que parece y de lo que uno quiere. Venimos de un mundo competitivo y eficiente y pasamos a otro en el que hay votos, hay ratings y uno no gobierna la empresa sola sino dentro de un rol social, de las expectativas y de las empresas del estado", describió.
Para ese entonces ejemplificó con un caso reciente de cambio cultural. "En lo empresario estamos muy habituados a decir que la corporación nos cortó el presupuesto. Es tan natural que no tiene nada de malo decirlo. Nadie lo toma con pánico", graficó. Distinta fue la situación cuando se filtró el pedido de reducir aún más el déficit proyectado para Aerolíneas durante este ejercicio. "Hoy no es el tiempo de los subsidios, es el tiempo del mercado, de la transformación. Hay que subir a un elefante arriba de la patineta y empujarla", agregó.
Sin embargo, se preocupó por destacar su buena relación con el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y con el presidente de la nación, Mauricio Macri . "No tengo plazo de vencimiento en Aerolíneas ni quiero irme hasta terminar de convertirla. El día que los empleados no me quieran voy a ser la primera en irme", anunció. Al tiempo que se mostró muy conforme con la relación que está gestando con los seis gremios de la firma. "Vamos bien. En el sector empresario falta asimilar que los gremios existen y van a seguir existiendo. Por eso deben ser una parte clave y no sentirse menospreciados. Tienen mucho para aportar", sumó. Al tiempo que mostró su experiencia al respecto: "ellos van a seguir pidiendo bonos y aumentos pero es distinto si conocen toda la realidad. Eso nos permite evitar los conflictos y trabajar en equipo".
Fuente: diario La Nación
 

Comentarios