Mundo
Lunes 17 de Enero de 2011

Inundaciones en Brasil: un padre salvó a su bebé luego de 14 horas de estar sepultados bajo el lodo

En medio de una de las peores catástrofes naturales del país, hoy se conoció la historia de un padre que hidrato a su hijo con su propia saliva mientras esperaba que lo rescataran de entre los escombros y el lodo.  

Con su propia saliva un joven padre salvó la vida de su hijo al salir los dos juntos de entre los escombros y el lod que dejaron las inundaciones en Brasil. La historia del pequeño Nicolas y su padre, Wellington Guimaraes, quien al verse supultado con su hijo trato de mantener la calma e hidratarlo mientras esperaban a los rescatistas.

En medio de la alegría porque el bebé y su padres se salvaron, esta familia llora la perdida de la madre y un tía abuela del niño.

Mientras tanto, los equipos de rescate brasileños trabajaban frenéticamente para llegar a las comunidades aisladas por las lluvias torrenciales y aludes en la región montañosa próxima a Rio de Janeiro, que han dejado un saldo de más de 640 muertos.

Seis días después de que se iniciaran las lluvias y los deslaves, las autoridades sanitarias formularon llamados urgentes a la población a que evite beber el agua corriente ante el temor de una expansión de epidemias.

Las autoridades locales ya alertaron que a medida que los equipos de socorristas alcancen comunidades aún aisladas el número total de víctimas por una de las peores catástrofes naturales en el país podrá elevarse aún más y ya hablan de por lo menos a 1.000 personas.

Comentarios