Martes 30 de Agosto de 2016

Instaló una trampa porque se cansó de que orinen en la puerta de su negocio

A pesar de no ser un delito, orinar en la calle no está bien, incluso cuando se trata de una emergencia podemos encontrar una mejor opción.

El hombre, harto de que los transeúntes hagan sus necesidades en la puerta de su negocio, decidió instalar una trampa para humillar a los vándalos.
 
Ahora, cada vez que alguien intenta orinar en ese lugar, recibe una descarga de agua desde el techo, que lo deja completamente empapado.
 
La trampa se ha vuelto viral y el video ya tiene miles de reproducciones.

Comentarios