Policiales
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Imputaron y enviaron al penal al padre de la joven mendocina asesinada

El hombre fue formalizado por el homicidio de la joven de 19 años, por incumplir la prohibición de acercamiento y por el intento de abuso que habría cometido anteriormente.

Roque Humberto Arroyo (56), el padre de Ayelén (19), fue imputado en la tarde de este miércoles por el homicidio de su propia hija y por una causa vieja de abuso sexual que tenía en su contra. El hombre quedó alojado en la penitenciaría.

La fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, formalizó al hombre por los delitos de homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género –prevé prisión perpetua como única pena- y desobediencia a la autoridad –por violar la prohibición de acercamiento-.

La magistrada también imputó al presunto asesino por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en grado de tentativa. Se trata del expediente que se había formado hace dos semanas tras la denuncia de Ayelén Arroyo y que investigaba el fiscal departamental Fabricio Sidoti, aunque ahora pasó a manos de Ríos.

En este último aspecto existe un contrapunto ya que, según explicó Sidoti, el caso estaba caratulado como abuso sexual simple –un delito excarcelable-, pero desde la Unidad Fiscal Homicidios garantizaron que no agravaron la calificación del abuso sino que mantuvieron la misma que tenía en el avoque del fiscal departamental. Estas contradicciones serán investigadas administrativamente por el procurador Alejandro Gullé para determinar si existió un mal desempeño por parte de algún investigador judicial.

Lo cierto es que Roque Arroyo fue trasladado directamente a la penitenciaría provincial, donde quedará alojado mientras afronta la dura acusación en su contra.

Comentarios