Policiales
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Imputaron a dos curas por violar a chicos sordomudos en Mendoza

Los sacerdotes y otro hombre del instituto Antonio Próvolo de la vecina provincia quedaron detenidos y acusados de vejámenes.

Una grave denuncia por abusos sexuales a chicos sordomudos en un instituto de aprendizaje y formación católica de Luján de Cuyo, Mendoza, tiene hasta el momento a dos curas detenidos y a un tercer hombre también tras las rejas. Los vejámenes se remontan a casi 10 años atrás y los investigadores aseguran que han sucedido hasta estos días. Las víctimas son menores. No se descartan más implicados y futuras detenciones. Ya hay imputaciones.

La punta para comenzar a esclarecer esta trama de horrendos sucesos apareció la semana pasada. La senadora del radicalismo Daniela García en un acto público conoció a un joven hipoacúsico que se le acercó para comentarle lo que ocurría en el instituto Antonio Próvolo, ubicado en calle Boedo de Carrodilla, en Luján.

La legisladora, tras la reveladora confesión que le hicieron, efectuó una denuncia que derivó en una rápida investigación. La causa cayó en manos del fiscal Fabricio Sidoti, quien actualmente está con un jury de enjuiciamiento por el caso Ayelén Arroyo. El magistrado ordenó las primeras medidas y las declaraciones de las víctimas, en las que participaron psicólogos e interpretes al tratarse de chicos sordomudos que se comunican por señas.

Puntualmente hubo dos testimonios de jóvenes, que declararon como testigos y víctimas. "Fueron declaraciones muy conmovedoras, totalmente creíbles", le contó a Diario Uno una fuente cercana a la investigación.

A partir de las pruebas iniciales, el pasado viernes se arrestó a tres personas del instituto Próvolo: dos curas-uno de 82 años y otro de 55 y a un hombre que también cumple funciones allí y que es hipoacúsico. Trascendió que este último fue obligado a cometer los primeros abusos. Para las autoridades judiciales esta persona es imputable, es decir, tiene plena consciencia de los hechos ocurridos.

Los pesquisas del caso explicaron que son muchas las denuncias, que los ataques sexuales se remontan al 2007 y habrían seguido sucediendo hasta la actualidad. Es por eso que se intenta dar con las otras víctimas (hombres y mujeres), quienes al momento de ser abusados eran menores, ya que la institución recibe chicos hasta los 17 años.

Imputados
Los tres detenidos quedaron alojados en la Oficina Fiscal 15 de Carrodilla y anoche eran imputados por el fiscal Sidoti. Se los acusa del delito de abuso sexual agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores. El mayor de los sospechosos, de 82 años, solicitó la detención domiciliaria por su edad. No se descartan más arrestos de los presuntos implicados.
Los vejámenes que habrían sucedido serían con acceso carnal, manoseos y sexo oral.

Impacto en el Arzobispado de Mendoza
Este centro académico y de formación católica depende de la Arquidiócesis de Mendoza y también de la DGE.

Los casos de abusos denunciados generaron un importante cimbronazo en las altas esferas del clero mendocino, y el arzobispado de la provincia rápidamente emitió un comunicado al respecto para ponerse al servicio del esclarecimiento de esta causa.

"Nos entristecen e indignan dichos sucesos. Manifestamos nuestra solidaridad y cercanía con las víctimas de los hechos objeto de la denuncia", resalta en el texto.

"En cuanto esté al alcance de este Arzobispado, se brindará toda la cooperación que corresponda a las autoridades judiciales para el pronto esclarecimiento de los hechos denunciados", cierra el comunicado.
-A nivel nacional e internacional. Este instituto, reconocido y con trayectoria en formación de personas hipoacúsicas, tiene otras sedes en distintos lugares del país y del mundo.

-Dato estremecedor. Por diferentes medios, a los investigadores del caso les ha llegado la información de que en otras sedes también han ocurrido hechos de abusos sexuales. Tanto en Argentina como en otros países.


Fuente: Diario Uno

Comentarios