Ovación
Lunes 17 de Octubre de 2016

Icardi sufrió con la visita de los tifosi del Inter en su casa

La guerra entre los ultra del Neroazzurro y el delantero argentino continúa. Después de las banderas en la cancha, le colgaron una pancarta en la puerta de su mansión.

Los barras del Inter pusieron segunda y acrecentaron las amenazas en contra del delantero argentino Mauro Icardi.

Tras el partido ante el Cagliari, en el que el capitán erró un penal y fue recibido con banderas con insultos, fue amenazado en la casa que comparte con su esposa Wanda Nara y su familia.

En las inmediaciones de la mansión, apareció una pancarta con un texto que decía: "Aquí estamos, cuando lleguen tus amigos argentinos nos avisas".

Ese trapo es la respuesta a lo que Icardi escribió en su biografía y que desató el odio de los ultras de su equipo: "Si un día tengo problemas con los ultras del Inter llamaré a cien sicarios argentinos para defenderme".

Massimo Brambati, ex jugador de la Juventus, ahora comentarista, reveló que el guardia de seguridad de la mansión en la que vive Icardi tuvo que sacar su pistola para dispersar a los hinchas que colocaron la citada pancarta.

El conflicto se reavivó este fin de semana, tras la publicación de la biografía, a raíz de un episodio que sucedió en 2015, cuando los aficionados del Inter, enojados por el mal momento del equipo, le devolvieron una camiseta que él les arrojó como regalo tras un partido.

En aquel entonces, Icardi dijo aquellas palabras que enfurecieron a los hinchas y, ahora, en su libro, las recordó.

Comentarios