San Juan
Martes 08 de Marzo de 2016

Historia de mujeres entre llamas: la pasión por el servicio se viste de bombero

Melisa y Carina son dos de la decena de damas que cambian los zapatos altos por las botas y pregonan la solidaridad en su labor. Una telefonista que apela a la contención y a la estrategia y una rescatista que usa la inteligencia y la eficacia en la escena. Homenaje a las bomberos sanjuaninas. 

Melisa Núñez es una de las seis mujeres del cuartel central de Bomberos que trabaja al servicio de la comunidad desde la atención al público. Su labor no es menor. Ella debe atender los dramáticos y urgentes pedidos de ayuda, en medio de la desolación y de la desesperación de las víctimas y damnificados. Melisa debe contener a la gente, un trabajo que no es fácil es una situación de crisis o pánico.
“Recuerdo un llamado. Se estaba quemando una vivienda y adentro, dos niños estaban atrapados. Una nena murió quemada ese día. Recuerdo que tenía dos años, la misma edad que mi hija. Ese hecho me marcó. Lo que se vio acá, la desesperación en el lugar. Lo primero que uno hace como mujer es asociarlo con la familia”, reconoció Melisa quien asume la dificultad de separar su trabajo de sus sentimientos y de su sensibilidad. La escena de una mujer.
Carina Luna forma parte del cuartel de Santa Lucía. Ella es una de las mujeres que llegan a la escena de lo ocurrido para sofocar incendios, rescatar personas o realizar algunas de las múltiples actividades como voluntaria. "Cuando uno sale a un requerimiento siempre se encomienda en Dios por los hijos y por uno".

Comentarios