Mundo
Jueves 26 de Mayo de 2016

Hermanas compitieron para perder peso y casi mueren

Courtney Grimshaw solo tenía 12 años cuando comenzó a comer cada vez menos, mientras que su hermana Rebecca tenía 14.

Courtney admiraba cuán popular era su hermana en el colegio. Cuando está la llamó «culo gordo», Courtney se lo tomó demasiado en serio.
 
La adolescente dejó de comer. A los 15 años, estaba esquelética. Rebbeca, que hasta ese momento no hacía ninguna dieta, se sintió «inspirada» por la delgadez de su hermana y comenzó a los mismo.
 
Pronto comenzaron una terrible y absurda competencia por comprobar quién era más delgada. Ambas comían únicamente 350 calorías al día y hacían ejercicio de forma compulsiva.
 
Yo fui más lejos
Rebbeca empezó a hacerse consciente de lo que estaba decidiendo y detuvo la competencia pero su hermana no. Cuando pesaba 31 kilos tenía la intención de seguir adelgazando. «Estábamos compitiendo para ver quién llegaba a ser la hermana más delgada. Becky se dio cuenta de que lo que estábamos haciendo era peligroso pero yo fui mucho más lejos, pensé que podía perder mucho mas peso», cuenta Courtney en un artículo de The Mirror.
 
Sus padres y su hermana, alarmados, decidieron animarla para que se recuperara. La joven estuvo bajo la supervisión de un doctor para recobrar algo de peso. Actualmente, ambas están completamente recuperadas.
 
Fuente: ABC

Comentarios