Mundo
Viernes 13 de Febrero de 2015

Hay menos robo de celulares por el uso de una función de bloqueo remoto

Las autoridades de Londres, San Francisco y Nueva York informaron que hubo una baja en los hurtos de teléfonos móviles tras la implementación de una característica que permite inutilizar un smartphone a pedido del usuario

Los botones que permiten "matar" un teléfono inteligente a distancia, para hacerlo inutilizable a eventuales ladrones, recibieron el crédito el miércoles por la notoria reducción de robos de estos equipos en Londres, Nueva York y San Francisco.

No se trata del borrado de datos a distancia, que existe hace tiempo, sino de una función adicional que impide que el teléfono sea usado aunque se reinicie y se eliminen los datos del usuario; con esta función adicional, pide una contraseña, sin la cual se niega a funcionar.

En Londres, la cantidad de reportes de teléfonos robados bajó 40% el año pasado, justo después de que se introdujera esta nueva función, según autoridades. El año pasado, San Francisco registró un descenso de 27% en los robos de teléfonos en general; mientras los robos de iPhones en particular cayeron 40%, de acuerdo al fiscal de distrito de esta ciudad californiana.

Apple, que tiene sede en California, fue la primera compañía que introdujo los interruptores que permiten borrar la información a distancia e inhabilitar los teléfonos. Convertidos en algo inútil, los ladrones no se interesan en revenderlos a otros usuarios.

El gigante surcoreano Samsung lanzó su propia solución el año pasado con su Galaxy S5, mientras que Google lo anunció para la versión Lollipop de su sistema operativo Android, pero todavía no está implementado. Se espera que, para este año, Microsoft se ponga el día con esta característica en la próxima edición de su sistema operativo, conocido como Windows 10.

En Nueva York los robos de teléfonos en general bajaron 16% y los de iPhones en particular 25%, según autoridades locales.

En Londres, el promedio mensual de teléfonos robados se redujo a la mitad desde septiembre de 2013, lo que resultó en 20.000 menos víctimas anualmente, según cifras divulgadas por el alcalde Boris Johnson.

"Esta importante reducción de robos de teléfonos inteligentes después de la implementación de la tecnología "kill-switch" (botón de matar) no es una coincidencia", dijo William Bratton, comisionado de la policía de Nueva York, en un comunicado conjunto.

"Restringir las posibilidades de mercadear teléfonos y equipos electrónicos robados tiene una relación directa con la reducción de crímenes y violencia asociados, como quedó evidenciado en Londres, San Francisco y Nueva York", añade el texto.

Autoridades de Nueva York y San Francisco habían lanzado en junio de 2013 una iniciativa para buscar soluciones a este problema. Entre otras cosas, hicieron presión para que la industria adoptara esta tecnología como un disuasivo. En julio próximo está función será obligatoria en el Estado de California, por lo que se espera que los fabricantes adapten sus equipos para cumplir con la norma.

Fuente: lanacion

Comentarios