Deportes
Domingo 30 de Enero de 2011

Handball: Francia venció a Dinamarca y es el campeón del mundo

Los Galos lograron su tercer título de 2001 al presente. Ganaron por 37 a 35 en tiempo suplementario. Mirá los videos.

Francia se consagró, una vez más, campeón del Mundo en balonmano.

En una final para el infarto y en tiempo suplementario, se impuso por 37 a 35 a Dinamarca, en un final ajustado.

Los franceses no han bajado del cuarto puesto desde el 2001 hasta ahora y lograron 3 campeonatos del mundo en ese trayecto. Impresionante.

Francia se consagró por cuarta vez en su historia campeón.

Los Bleus sufrieron como nunca en este duelo final del torneo, puesto que cuando sólo faltaban 4 segundos para finalizar el tiempo reglamentario, los daneses, que a nivel masculino nunca ganaron la prueba, igualaron 31-31.

Pero los dirigidos por Claude Onesta tienen experiencia en alargues, y repitieron lo hecho por sus antecesores de 2001, cuando lograron el torneo en París ante Suecia también en el tiempo adicional.

La estrella del equipo, Nikola Karabatic, elegido mejor jugador del torneo antes de la final, fue decisivo una vez más para el triunfo galo con 11 goles, como lo fue también el capitán Jérôme Fernandez, quien anotó los dos tantos finales del partido que hicieron la diferencia y dieron el triunfo a su equipo.

Francia había ganado el Mundial en 1995, 2001 y 2009.

A primer turno, España se colgó la medalla de bronce en el Mundial de balonmano masculino de 2011 tras su victoria por 24 a 23 ante los anfitriones suecos en Malmö, en el último día de la competición.

Para los españoles se trata de la segunda medalla en el torneo planetario, después del oro conseguido en Túnez en 2005.

Antes de perder la semifinal del viernes ante Dinamarca por cuatro tantos (28-24), los jugadores de Valero Rivera habían firmado un recorrido casi perfecto por el torneo, ganando todos sus partidos, con la excepción de un meritorio empate 28-28 ante Francia, a la postre campeón.

Suecia, dominadora del balonmano en los noventa, volvió a vivir otra decepción, aunque su presencia entre los cuatro mejores supone su mejor actuación desde 2002.

Eduardo Gurbindo, Julen Aguinagalde y el veterano Iker Romero, con cuatro tantos cada uno, fueron determinantes en la despedida con victoria de los españoles.

Así, se fue un Mundial histórico para la Argentina, que logró un histórico 12º puesto, su mejor actuación en mundiales y fue el único no europeo en meterse en la instancia final.

Comentarios