Policiales
Miércoles 18 de Febrero de 2015

Hallaron asesinada a una estudiante de 18 años y sospechan de su ex novio

Una mujer de 18 años que había desaparecido el pasado domingo fue encontrada sin vida en un depósito de postes en la localidad santafecina de Ceres. Detuvieron a un joven de 23 años.

Una chica de 18 años que estaba desaparecida desde el domingo fue hallada muerta ayer a la mañana en un depósito de postes para cercos cercano a la ciudad de Ceres, donde vivía. Si bien en un primer momento no se descartaba que la joven se hubiera suicidado, luego surgió un indicio de que pudo haber muerto por asfixia provocada por un alambre hallado junto al cuerpo.

En ese marco, horas después del hallazgo fue detenido como sospechoso un joven de 23 años que al parecer fue novio de la víctima durante algunos años. El caso conmueve a la ciudad de Ceres, una población de 15 mil habitantes situada en el departamento San Cristóbal, en el noroeste santafesino y a unos 380 kilómetros del Rosario.

Buscada. María Fernanda Chicco tenía 18 años y cursaba la carrera de cine y televisión en la Universidad Siglo XXI de Córdoba. Con motivo del fin de semana largo, la joven había regresado a Ceres para visitar a su familia.

A las 13.30 del domingo salió de su casa en una bicicleta playera verde, al parecer rumbo a la casa de una amiga. Doce horas después, sin tener noticias sobre Fernanda, su familia hizo una denuncia por averiguación de paradero en la comisaría 2ª de Ceres.

Desde la Unidad Regional XIII con asiento en San Cristóbal se organizó entonces un rastrillaje para encontrar a María Fernanda. La búsqueda no se limitó a la ciudad de Ceres sino que se extendió a localidades aledañas, incluso de Santiago del Estero —el límite interprovincial está a sólo diez kilómetros— y también en la capital cordobesa, donde ella estudiaba. Bomberos voluntarios de la ciudad e incluso agentes de Gendarmería Nacional asentados sobre la ruta nacional 34 que pasa por allí participaron de la búsqueda.

Pero la chica fue hallada recién ayer por un vecino que ingresó a un corralón donde se venden postes de madera para uso rural. En el predio, cercano al acceso norte a Ceres y ubicado sobre la mencionada ruta y el cruce con la calle Blas Parera, estaba tendido sobre el pasto el cuerpo sin vida de Fernanda. Junto al cadáver estaba la bicicleta en la que había salido. Su teléfono celular no fue hallado.

El coordinador territorial de Seguridad del Nodo Rafaela, Pedro Morini, sostuvo a medios radiales que el lugar donde estaba el cuerpo es "muy ordenado, limpio y alambrado", y agregó que el cadáver estaba recostado sobre el césped, en una pila de postes".

Avanzada »
Miércoles, 18 de febrero de 2015  01:00 | Policiales

Hallan asesinada a una estudiante de cine en un corralón de Ceres

Ahorcada con un alambre. Tenía 18 años, habría estado embarazada y cursaba en Córdoba. Había vuelto a su casa por el fin de semana largo. Detuvieron a un ex novio.

María Fernanda Chicco habría estado embarazada de tres meses.




inShare2

Una chica de 18 años que estaba desaparecida desde el domingo fue hallada muerta ayer a la mañana en un depósito de postes para cercos cercano a la ciudad de Ceres, donde vivía. Si bien en un primer momento no se descartaba que la joven se hubiera suicidado, luego surgió un indicio de que pudo haber muerto por asfixia provocada por un alambre hallado junto al cuerpo.

En ese marco, horas después del hallazgo fue detenido como sospechoso un joven de 23 años que al parecer fue novio de la víctima durante algunos años. El caso conmueve a la ciudad de Ceres, una población de 15 mil habitantes situada en el departamento San Cristóbal, en el noroeste santafesino y a unos 380 kilómetros del Rosario.

Buscada. María Fernanda Chicco tenía 18 años y cursaba la carrera de cine y televisión en la Universidad Siglo XXI de Córdoba. Con motivo del fin de semana largo, la joven había regresado a Ceres para visitar a su familia.

A las 13.30 del domingo salió de su casa en una bicicleta playera verde, al parecer rumbo a la casa de una amiga. Doce horas después, sin tener noticias sobre Fernanda, su familia hizo una denuncia por averiguación de paradero en la comisaría 2ª de Ceres.

Desde la Unidad Regional XIII con asiento en San Cristóbal se organizó entonces un rastrillaje para encontrar a María Fernanda. La búsqueda no se limitó a la ciudad de Ceres sino que se extendió a localidades aledañas, incluso de Santiago del Estero —el límite interprovincial está a sólo diez kilómetros— y también en la capital cordobesa, donde ella estudiaba. Bomberos voluntarios de la ciudad e incluso agentes de Gendarmería Nacional asentados sobre la ruta nacional 34 que pasa por allí participaron de la búsqueda.

Pero la chica fue hallada recién ayer por un vecino que ingresó a un corralón donde se venden postes de madera para uso rural. En el predio, cercano al acceso norte a Ceres y ubicado sobre la mencionada ruta y el cruce con la calle Blas Parera, estaba tendido sobre el pasto el cuerpo sin vida de Fernanda. Junto al cadáver estaba la bicicleta en la que había salido. Su teléfono celular no fue hallado.

El coordinador territorial de Seguridad del Nodo Rafaela, Pedro Morini, sostuvo a medios radiales que el lugar donde estaba el cuerpo es "muy ordenado, limpio y alambrado", y agregó que el cadáver estaba recostado sobre el césped, en una pila de postes".

Para ese momento, el funcionario no descartaba que se tratara de un caso de suicidio y esperaba poder esclarecer lo ocurrido con imágenes de las cámaras de vigilancia existentes en el predio.

Pericias. Una vez enterada la policía del hallazgo delcuerpo, llegaron al lugar el jefe de la UR XIII, Javier Hurt, y la fiscal de turno, Silvina Verneri. También acudieron desde Rafaela las autoridades policiales del Nodo 2, Daniel Alcaraz y Carlos Pross.

Los peritajes realizados en el lugar del hallazgo brindaron información que orientó la investigación como un caso de homicidio y no de suicidio como se había pensado en principio.

El diario Uno de Santa Fe refiere que, según los exámenes preliminares, la víctima tenía una marca de un alambre alrededor de su cuello. Y a unos metros del cuerpo fue hallado un alambre de 20 centímetros con torceduras y dos puntas ensangrentadas.

El dictamente preliminar del médico policial indicó que la joven había sido asfixiada con ese alambre y dató la muerte entre 24 y 36 horas antes del hallazgo. Es decir, pudo haberse perpetrado el domingo a la noche.

Esa información podrá confirmarse o no a partir de la autopsia que se realizará en las próximas horas en la ciudad de Rafaela. Entre otras cuestiones, el examen permitirá establecer sí, como circulaba aye en medios de Ceres, la chica estaba embarazada de tres meses.

En ese contexto, alrededor de las 13.45 de ayer fue demorado un joven de 23 años que fue novio de María Fernanda durante unos años. La identidad del sospechoso, así como las circunstancias en las que fue detenido, no fueron comunicadas por las fuentes consultadas.

Comentarios