Mundo
Viernes 20 de Febrero de 2015

Griesa limita al 2 de marzo las presentaciones de bonistas que no litigaron

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, avaló la solicitud hecha por el gobierno argentino de establecer la fecha del 2 de marzo como tope para las presentaciones realizadas ante esa corte por tenedores de bonos que no ingresaron a los canjes de deuda instrumentados en 2005

Además, el estudio de abogados que representan a Argentina ante los tribunales estadounidenses, Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, envió el miércoles otro escrito al magistrado en el que pidió la liberación al pago de bonos bajo ley argentina en poder del Citibank, que fueron congelados por orden de esa corte y habilitados de manera parcial en varias oportunidades bajo la modalidad de "única vez".

Así, los fondos buitre "simplemente tratan de utilizar a la Corte para ayudarlos a hacer aún más dinero y hacerlo a expensas de terceros, incluyendo a los beneficiarios de la Ley Argentina de Bonos y el Citibank", argumentó Boccuzzi.

Ayer, en su habitual contacto con la prensa, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que "es necesario resolver la cuestión de fondo respecto a la liberación de los pagos para aquellos bonistas que están fuera de la legislación de Nueva York".

Capitanich mencionó que "si efectivamente existe la liberación de los pagos en legislación argentina" y si el reciente fallo de la justicia inglesa para liberar cancelaciones bajo ley británica "es considerado relevante respecto de la decisión del juez Griesa, esto también implicaría la posibilidad de liberar los pagos para la legislación inglesa, o sea fuera de Nueva York. Y eso es lo que se espera en materia de decisión en instancia judicial".

En lo que fueron las primeras acciones concretas del año en el tribunal sur de Manhattan, en lo que hace al litigio entre Argentina y los fondos buitre, Griesa dio ayer lugar al pedido emitido días atrás por el estudio Cleary Gottlieb para que las presentaciones realizadas por tenedores de bonos argentinos en default bajo la modalidad denominada "me too" (yo también) - que exigen las mismas condiciones establecidas por el juez en el caso con los fondos NML Elliot, Aurelius y otros- tengan un límite temporal y que la fecha tope sea el 2 de marzo.

El fallo emitido por Griesa en 2012 a favor de los fondos buitre abarcó deuda en default por un monto nominal de alrededor de 1.300 millones de dólares, que en la última actualización -hecha a mediados del año pasado- ya superaban los 1.600 millones de dólares.

El total de "me too" que podrían ser habilitados por el juez neoyorquino a sumarse al fallo que favoreció a los fondos buitre, está por establecerse y se sabrá una vez que cierre el plazo el mes entrante.

Por lo tanto, el número al que ascendería el reclamo de estos acreedores que no canjearon deuda en 2005 y 2010, ni litigaron contra el país, tampoco es conocido aún.

No obstante, algunas estimaciones hablan de que la cifra final, con los "me too" incluidos, podría situarse en en torno a los 5.000 mil millones de dólares.

A estos últimos movimientos que tuvo el caso esta semana, se sumó la primera declaración pública hecha por el mediador designado por Griesa, el abogado Daniel Pollack, quien a pedido de la corte difundió un resumen de las acciones llevadas adelante en lo que va del corriente año.

Según se desprende del comunicado emitido por el denominado Special Master, las partes no han mantenido en este nuevo año y por el momento, nuevas conversaciones sobre las negociaciones del caso.

Pollack también señaló que los fondos buitre invitaron al gobierno argentino a encarar una negociación sin condicionamientos previos en lo que respecto a la modalidad de pago, sin que existiera hasta el momento una respuesta de parte de las autoridades.

Comentarios