Negocios
Lunes 17 de Enero de 2011

Gracias a las promociones, las marcas de ropa vendieron 15% más este verano

Para este año se prevé el mismo escenario positivo.

Pese al calor de pleno enero, las marcas de indumentaria ya iniciaron las liquidaciones de verano y comienzan a prepararse para lanzar la colección de otoño invierno, en cerca de un mes. En el balance del año y de la temporada, las empresas de indumentaria están conformes. Etiquetas como Prototype, Portsaid o Boating aseguran que vieron incrementar de 10% a 15% en volumen sus ventas, mientras otras como Desiderata o System, en plan de plena expansión y desde una base más pequeña, sostienen que lo hicieron de 20% a 25%. }

Claro que en este buen resultado incidieron en gran parte las promociones. "Sobre todo diciembre fue muy bueno, porque hubo una combinación importante de ofertas en la semana de Navidad, con las noches de rebajas en los shoppings, que impulsó mucho las compras", comentó Rafael Romano, gerente Comercial de Prototype. "Se cerró un buen año, hay un optimismo general. Pero si uno no hace promociones se pierde mercado, porque el cliente va a la competencia que ofrece descuentos", explica Franco Garone, gerente general de Boating. "El consumidor hoy es más cuidadoso, controla mucho su presupuesto. Exige mayor calidad y diseño, mejor servicio y atención y pagar menos. Desde la crisis, las ofertas fueron la herramienta para impulsar las ventas, pero así también acostumbramos a los consumidores, que hoy se rigen por otros valores a la hora de elegir", comenta Álvaro Pérez Esquivel, gerente de Marketing de Mazalosa, dueña de las marcas Portsaid, Desiderata y System.

En este contexto, la gran mayoría planea seguir con las ofertas renovando los acuerdos con los bancos, a pesar de que esto, aseguran, afecta la rentabilidad, ya que son las marcas las que más aportan de ese descuento, con el agravante de que las facturas se hacen por el total del importe.

Sin embargo, una fuente del sector comentó que algunas marcas dejaron de tener promos y las que las ofrecían con muchas tarjetas se quedan ahora sólo con una. Y en tiempos de liquidaciones, las ofertas con tarjetas suelen desaparecer o reducirse para dar paso a rebajas de 10% a 50%, o 2x1 en algunas prendas por fin de temporada. (ver aparte)

En tanto, las empresas son optimistas para este otoño/invierno, cuando esperan vender entre 5% y 15% más en unidades, según la etiqueta. Las empresas confían en que el clima electoral no entorpecerá la marcha del consumo. "Pese a ser un año de elecciones, no se nota una retracción en las compras de nuestros clientes mayoristas para la próxima temporada. En los años electorales se frenaba en general el entusiasmo, pero ahora creen que será un buen año y no impactará en las ventas", comenta Garone. "No debiera afectar en la confianza del consumidor, dependerá del clima, si es más o menos calmo", opina Pérez Esquivel. En tanto, Romano considera que "será bueno, en general la facturación es mayor por los abrigos".

Las empresas aseguran, además, que harán esfuerzos para absorber parte del incremento de costos, de modo de no trasladarlos al público, para no afectar el consumo. Mientras algunas marcas de ropa masculina dicen que sólo remarcarán un 10% y hasta un 15% en ciertas prendas, otras estiman de 15% a 20%, ya que aseguran que sus costos crecieron de 25% a 30%.
En general, las marcas suelen trasladar una parte de los costos al público en la colección de invierno y, luego, otra parte en la nueva de verano, compensando así el mayor costo anual. (cronista.com)

Comentarios