Ovación
Jueves 06 de Agosto de 2015

Grabich hizo historia: el argentino ganó el bronce en el Mundial de natación

El santafesino terminó en el tercer puesto de la final de los 100m libres del torneo que celebra en Kazan, Rusia. El chino Ning Zetao se quedó con el oro.

El santafesino Federico Grabich ganó hoy la medalla de bronce en los 100 metros libres del Mundial de Natación que se disputa en Kazán, Rusia, y se convirtió en el primer argentino en lograr un podio en un Mundial de pileta larga.
"Es una locura para la Argentina una cosa así, ya lo era estar en una final, pero bueno, no me quería quedar con eso tampoco. Hoy salí por todos los medios, imagino que mañana voy a estar en la tapa de los diarios", expresó Grabich en declaraciones a la agencia EFE.
Con un tiempo de 48s.12/100, el santafesino de 25 años llegó tercero detrás del chino Ning Zetao, quien ganó con 47s.84/100 y se transformó en el primer asiático campeón mundial en esta prueba, y del australiano Cameron McEvoy (47s.95/100), que ocupó la segunda posición.
Grabich, ganador de la medalla de oro en los 100 libres y la plata en los 200 libres en los Juegos Panamericanos de Toronto, había hecho el tercer mejor tiempo en las semifinales de Kazán (48s.13/100) y en la final quedó a una centésima de su propio récord nacional.
El nadador santafesino hizo historia, ya que nunca un argentino había llegado a una final masculina de pileta larga de 50 metros. Sí lo logró la cordobesa Georgina Bardach, medalla de bronce olímpica en Atenas 2004, mientras que el cordobés José Meolans lo hizo en Mundiales de pileta corta (25 metros): oro en los 50 metros libre en Moscú 2002, plata en 50 libre en Hong Kong 1999 y 100 libre en Moscú 2002, y bronce en 100 libre en Shanghai 2006.
"Ojalá que con esto llegue una buena camada y que no sea el único yo que logre esto en un Mundial. Me encantaría que otros lo pudieran conseguir", sostuvo el nadador nacido en Casilda.
"Me estoy sintiendo bárbaro y he podido nadar en un buen nivel tres veces los 100 libre. Sólo hace 15 días que bajé de 49 segundos y nadé dos veces en 48.10. Eso me da mucha confianza para este año", aseguró Grabich.
Además, batió el martes en Kazán el récord argentino de los 200 metros libres con un registro de 1m. 47s. 43/100, lo que le sirvió además para superar su propia marca por 19 centésimas y quedar undécimo en la prueba entre ochenta competidores.
Grabich, entrenado por Mónica Gherardi, competirá el sábado próximo en las eliminatorias de los 50 metros espalda, su última prueba en Kazan. En el Mundial de Barcelona 2013, el décimo lugar en los 50 espalda fue la mejor performance del santafesino.
Grabich sueña con una final en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, aunque sabe que no será fácil.
"El objetivo ahora es bajar a los 47 segundos para los Juegos", remarcó el nadador sobre los 100 libre, aunque aclaró que seguramente los Olímpicos serán distintos con la presencia, entre otros, del australiano James Magnussen, ausente en Kazán por lesión.

Comentarios