Policiales
Martes 27 de Septiembre de 2016

Golpearon hasta dejar al borde de la muerte a un cadete en un colegio militar

Ocurrió en el Liceo Militar San Martín. La víctima tiene 16 años. El agresor es mayor y está detenido. "Es el nuevo caso Carrasco", dijo el papá del adolescente.

Nicolás Prastaro, de 16 años, es alumno del nivel secundario del Liceo Militar de San Martín y hoy se debate entre la vida y la muerte por culpa de un cadete dos años mayor que le propinó un violento golpe en la cabeza. El episodio se registró cuando el agresor -identificado como Emanuel Sánchez- comenzó a acosar a la víctima en el baño.

Según dijo Roberto, el padre de Prastaro, además del acoso, su hijo fue sometido a una tortura conocida como "calzoncillo chino". En ese contexto, Sánchez le dio una trompada a Nicolás en la mandíbula y cayó al piso, empezó a convulsionar y tuvieron que reanimarlo. "Lo apretaron y le hicieron la tortura denominada calzoncillo chino", relató el papá.

"Si esto no era Buenos Aires y yo no fuera una persona con un nivel intelectual mediano, mi hijo estaría muerto y era el nuevo caso Carrasco", se lamentó. Por el hecho, Sánchez está detenido. Las autoridades del Liceo Militar hicieron la denuncia en la Fiscalía 5ta de San Martín, pero los compañeros no se animan a salir de testigos. Por eso, Roberto le pidió a los compañeros que testifiquen ante la Justicia.

El padre pidió que los testigos declaren para que el acusado no quede libre

El padre pidió que los testigos declaren para que el acusado no quede libre

"Hasta ahora el parte es puede ser que viva, que muera o que quede con secuelas", agregó el hombre en diálogo con Radio 10. Según dijo, la tortura que le aplicaron a Nicolás consiste en tirarle la ropa interior hacia arriba y lastimarle los testículos. "Es uno de los requisitos que debe cumplir para pertenecer a la elite. Yo me enteré ayer", añadió Roberto.

"Lo que reina es un total descontrol. Los cadetes mandan sobre los chicos", denunció. Dentro de los detalles que reveló, el papá dijo que todo ocurrió durante el recreo el viernes pasado. "Él entró al baño, le arrancaron el calzoncillo y le pisaron el celular. Después cuando se dirigía al aula le dijo que lo mirara a la cara, mi hijo se frenó y le dio un golpe certero en la nuca", detalló.

Nicolás se desplomó y se golpeó la cabeza contra el piso. Un profesor de biología que presenció la secuencia le hizo reanimación porque el corazón del joven no latía y estaba con convulsiones. "La verdad que le tengo que agradecer al profesor porque lo salvó", dijo. "Si mañana no testifican, puede quedar libre este Sánchez", agregó.

Comentarios