Viernes 15 de Julio de 2016

Golpe de Estado en Turquia: Temor por los argentinos varados en el aeropuerto de Estambul

Un funcionario de la Embajada Argentina en Ankara informó que el grupo de argentinos se encuentra en Ataturk y que les recomendaron no moverse debido a que en este lugar se encontrarían seguros. Mientras tanto, en Ankara ya se registraron enfrentamientos. 

Turquía era sólo una escala para la mayoría de los argentinos que se bajaron este viernes en el aeropuerto de Estambul para luego emprender el regreso a su país. Pero, al llegar, se encontraron con que había un golpe de Estado en marcha y quedaron varados en la terminal.
"Estamos sin mucha comunicación por parte del aeropuerto porque tampoco entienden mucho qué pasa. Están cortados los vuelos de partida y sólo hay arribos", contó Tomás Loyola, uno de los argentinos que todavía se encuentran dentro de la terminal aérea, a Infobae.
El grupo de alrededor de 80 argentinos se encuentra en frente a los mostradores de check-in en la zona de partidas internacionales del aeropuerto Ataturk. La mayoría de ellos aguardaba para tomar un vuelo de Turkish Airlines de regreso al país, aunque luego se acercaron algunos otros compatriotas que estaban a la espera de tomar otros aviones.
A las 19:30, hora argentina, llevaban más de dos horas intentando contactarse con la embajada argentina en Ankara, pero nadie los había atendido. Después de muchos intentos, lograron comunicarse, pero la respuesta no fue de mucha ayuda: "Nos pidieron que nos quedemos tranquilos y quietos dentro del aeropuerto porque ellos tampoco pueden accionar".
Mientras tanto, en el aeropuerto el panorama es todavía incierto. "Acá hay algunas corridas, pero nada es muy certero. Hay policías, pero no sabemos qué tan bueno o malo es eso. En las entradas de las puertas están tratando de armar barricadas", contó Loyola.
Su relato es casi minuto a minuto. Los hechos se desarrollaban en el mismo momento en que contaba a este medio su situación a través de mensajes directos de Twitter. "Un grupo de turcos entró cantando y alentando al aeropuerto y pidiendo que nos calmemos y estemos tranquilos. La policía también pasó dando las mismas señales", dijo luego de unos largos minutos de silencio. 
En las afueras de la terminal no hay taxis ni ningún otro medio de transporte que les sirva para salir. Pero aun si pudieran hacerlo, la gran mayoría prefiere aguardar en la terminal: en las calles de la ciudad turca se mezclan las patrullas militares y las protestas contra el golpe.

Fuente: Infobae

Comentarios