San Juan
Domingo 16 de Octubre de 2016

Fueron mamás en el peor momento de sus vidas y gracias a sus bebés empezaron a soñar

Se trata de Roció y Luisa, dos mujeres que tuvieron que enfrentar al fantasma de la muerte, y la maternidad les dio otra oportunidad. Ambas lucharon para recuperarse de sus enfermedades y la esperanza y las ganas de estar con sus hijos las hizo renacer. Conoce las historias.

Rocío Galleguillo se comunica a través de los gestos con su bebé de apenas dos meses

Era una tarde calurosa de febrero, la siesta terminaba y el sol se retiraba cuando Roció de 19 años junto con su madre y sus tres hermanas escucharon una fuerte explosión que provenía del fondo de la casa. Se trataba de una fábrica que se encontraba detrás de la vivienda.

De repente un fuerte olor comenzó a dañar la vista, la nariz y la boca de todas, era ácido sulfúrico que comenzaba a recorrer las zonas húmedas del cuerpo. Ese incidente marcó la vida vida de Roció y la de toda su familia.

Roció estuvo internada 35 días en Terapia Intensiva del hospital Marcial Quiroga, luego fue trasladada al hospital Guillermo Rawson en donde fue derivada a Buenos Aires. Respira gracias a una prótesis traqueal que cumple la función de purificar el aire que ingresa a sus pulmones.

Yamila, hermana mayor de Roció, conto a sanjuan8.com que su hermana después del accidente nunca más fue la misma, vivía generalmente sin sueños y triste hasta que la vida comenzó a crecer en su vientre y desde ese momento no fue nunca más la que era.

"Tuvo un embarazo de riesgo, fue controlada todo el tiempo, él bebé nació a los ocho meses de gestación y desde ese momento no se separaron más" conto Yamila. Él bebe ya tiene dos meses y verlos juntos es sinónimo de un lazo único, resaltó la hermana mayor.

"Laureano no conoce la voz de su mamá pero con solo escucharla toser ya sabe que está cerca" dijo emocionada Yamila.

Yamila siente admiración y un amor infinito hacia su hermana lo que llevó a postularla como mama sobresaliente y fue reconocida en una feria de emprendedoras. Rocío, Yamila, Laureano y sus abuelos viven juntos en Pocito y desde hace dos meses volvieron a soñar.

María Luisa tenía cáncer de mama, se quedó embarazada y pudo amamantar a su bebé

"Hoy soy pastelera y pude desarrollarme como profesional gracias a mi marido" así comienza la entrevista de esta madre con Roberto Di Luciano. Pero no todo fue felicidad en su vida, hace tres años le diagnosticaron cáncer de mama y las operaciones, las quimioterapias y las radiaciones hicieron que dejara todo de lado y luchara por dejar el cáncer atrás.

Luego del tratamiento y en el primer control se enteró que estaba embrazada. "El médico se agarraba la cabeza" dijo con respecto a la preocupación que vivieron en ese momento los profesionales que la atendían.

"La fe y mi creencia en Dios hizo que siguiera adelante y luego de los nueves meses nació mi hija Bianca y a pesar de todos los malos pronósticos pude darle de mamar con mi pecho radiado" contó entre lágrimas ante las cámaras de televisión.

María Luisa es mamá de tres hijos, dos adolescentes y su querida Bianca de tres años y al igual que Rocío fueron reconocidas en una feria de artesanías y diseño dedicada especialmente para las mujeres.

Sanjuan8.com quiso homenajear a todas las madres que diariamente tienen la difícil tarea de guiar y sostener familias enteras y que a pesar de las caídas y las frustraciones, el hecho de ser madres, la hace salir y pelear contra un mundo que a veces para algunos es cruel, pero que para algunas es un mundo lleno de esperanza. Simplemente desearles Feliz Día de la Madre a todas aquellas pequeñas luchadoras.


Embed

Comentarios