Miércoles 27 de Julio de 2016

Francisco llega a Polonia en medio de un fuerte operativo de seguridad

Participará de actos masivos por el megaencuentro de jóvenes católicos, sobresaliendo el Vía Crucis del viernes, la vigilia del sábado y la misa de clausura del domingo.

El Papa llegará en las primeras horas de la tarde de este miércoles a Cracovia, la arquidiócesis a cargo del cardenal Karol Wojtyla hasta su elección, en 1978, como Papa. Allí mantendrá una reunión con todos los obispos que se prevé tensa.
Participará de actos masivos por el megaencuentro de jóvenes católicos, sobresaliendo el Vía Crucis del viernes, la vigilia del sábado y la misa de clausura del domingo. Además, oficiará una misa en el santuario de la Virgen Negra, en Czestochowa (el Luján polaco) en ocasión del 1050° aniversario del bautismo de Polonia. Se descuenta que en sus seis discursos y tres homilías se referirá a la creciente xenofobia que se observa en el país, con medidas gubernamentales y actitudes de sectores de la población contrarias a acoger a refugiados, una cuestión cara al sentir de Francisco.
Como Juan Pablo II y Benedicto XVI, Francisco protagonizará el viernes un gesto fuerte: irá a lo que fue el emblemático campo de concentración de Auschwitz -y su lindante Birkenau-, hoy convertido en un museo que recuerda el horror del Holocausto en su máxima expresión: allí fueron exterminados por los nazis al menos un millón y medio de hombres, mujeres y niños, en su mayoría judíos. Pero, a diferencia de sus antecesores, Francisco no pronunciará allì un discurso, sino que rezará en silencio. Además, se encontrará con algunos sobrevivientes de la Shoá y algunos "justos entre las naciones", o sea, personas que arriesgaron su vida por salvar judíos.
Su paso por el campo de concentración un 29 de julio coincide con el día en que el franciscano Maximiliano Kolbe, hoy santo, ofreció su vida a cambio de la de un padre de familia. El domingo por la tarde, Francisco emprenderá el regreso a Roma.

 

Comentarios