País
Viernes 06 de Febrero de 2015

Fiscales que convocaron a la marcha apuntan a que el caso Nisman podría no ser el último

La comunidad judicial convocó formalmente este mediodía a una "movilización en silencio y sin banderas partidarias" para el próximo 18 de febrero, a las 18, en memoria del fiscal de la UFI-AMIA.

La comunidad judicial convocó formalmente este mediodía a una "movilización en silencio y sin banderas partidarias" para el próximo 18 de febrero, a las 18 horas, en memoria del fiscal de la UFI-AMIA, Alberto Nisman, al cumplirse un mes de su "macabra muerte".

El fiscal Guillermo Marijuán afirmó que la marcha de funcionarios y empleados del Ministerio Público "no es en contra de nadie". "No queremos que tenga una connotación política, no queremos que se utilice en contra de nadie, pedimos que sea en paz y en silencio", para recordar la figura del fallecido fiscal.

Al hablar con la prensa frente a los tribunales de Comodoro Py, Marijuán sostuvo que la muerte del fiscal de la causa AMIA generó "consternación" en el sector "y en la ciudadanía argentina. El 18, a las 18, haremos una marcha en silencio, que va a partir de la Plaza de los dos Congresos y nos vamos a dirigir en paz, en silencio, con total tranquilidad".

"Van a venir jueces y fiscales de todo el país. Vamos a marchar hacia la Plaza de Mayo, donde está ubicada la fiscalía donde trabajaba Nisman. Invitamos a toda la ciudadanía. Lo único que queremos, si quieren acompañarnos, es que se haga con banderas solamente argentinas, y nada más pensar en el dolor de su familia y en su trágico deceso", agregó el funcionario.

Junto a Marijuan estuvieron los fiscales, José María Campagnoli, Ricardo Sáenz, Carlos Rívolo, Raúl Pleé, y Carlos Stornelli. Los acompañó el secretario general del sindicato de empleados judiciales, Julio Piumato.

A su turno, Stornelli habló de una "muerte macabra" y le pidió a la sociedad tomar conciencia porque "el caso Nisman es el primero pero podría no ser el último". "Esto nos preocupa y nos obliga a redoblar el compromiso de defender nuestra independencia", enfatizó.

"Es muy triste venir a trabajar, pero lo hacemos. Queremos que la gente tome conciencia de lo que significa la muerte de Nisman en las condiciones que ocurrió y que la sociedad esté en estado de alerta. Hay un pozo ciego que desabordó", advirtió.

Fue el fiscal Campagnoli quien tomó la palabra y reclamó "libertad e independencia" para que el Poder judicial pueda trabajar. "Sin fiscales independientes la Justicia no puede actuar", dijo al destacar la importancia de la movilización del próximo 18 de febrero a la Plaza de Mayo.

Para finalizar, el representante sindical de los empleados judiciales, Julio Piumato, advirtió que "hay un antes y un después tras la muerte de Nisman" y recordó la "gravedad sin precedentes en la historia Argentina" de ese hecho.

"El silencio es el grito más estentóreo para expresar indignación y también homenaje a la figura de Nisman. Si no se alcanza la verdad y no llega la justicia, no va a ser lo mismo en la Argentina del futuro. Queremos que el 18 Nisman empiece a sentir que su muerte no fue en vano", concluyó.

Infobae

Comentarios