Economía
Jueves 06 de Agosto de 2015

Fiebre del dólar ahorro: en tres días se rompió un nuevo récord

Las ventas alcanzaron los u$s276 millones, un 6% más que en la totalidad de agosto de 2014. La demanda crece por el atraso cambiario y las expectativas de devaluación

La demanda minorista por dólares para atesoramiento a precio oficial continúa en franco aumento. Este miércoles se efectivazaron u$s65,8 millones, que sumados a las ventas del lunes y martes ascienden a 276,6 millones de dólares. Este monto es 6,2% superior al totalizado en todo el mes de agosto de 2014, cuando por dólar "ahorro" se vendieron 260 millones de dólares.
Los analistas económicos centran este aumento de la dolarización de carteras en el atraso cambiario, producto de un dólar oficial que aumenta a un ritmo inferior al de los salarios, así como las expectativas de devaluación, pues la apreciación del dólar oficial es notoriamentemenor que la inflación.
En los últimos doce meses el dólar oficial aumentó apenas 11,4% en el mercado mayorista, desde los $8,2625 del 4 de agosto de 2014 a los actuales 9,205 pesos.
"En lo que va del año 2015, se observa que la inconsistencia de política económica continúa firme. Por un lado, la población espera, en general, que la inflación se mantenga hacia adelante en los niveles observados actualmente, en el orden del 25% anual. A su vez, la expectativa de devaluación del peso para los próximos 12 meses -según mercados de futuros- se encuentra en torno al 30%", indica un reporte del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).
El economista Jorge Todesca, de la consultora Finsoport, explica que el incremento de la Base Monetaria en torno al 36% anual, a un ritmo que hoy supera a la inflación, y la utilización de divisas de las reservas internacionales del BCRA para pagar vencimientos de deuda, "preanuncia que la tensión en el mercado cambiario continuará".
Según datos del Banco Central actualizados al cierre de julio de 2015, la Base Monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos en cuenta corriente de entidades financieras) ascendía a$520.170 millones, con reservas internacionales de 33.943 millones de dólares. La relación entre estas variables resulta en un dólar implícito o de "convertibilidad" de 15,32 pesos.
Jorge Todesca refiere que "las ventas de dólar ahorro y los compromisos de pago de la deuda, especialmente en octubre –Boden 2015-, presionan sobre un stock de reservas lánguidamente alimentado por el saldo del comercio exterior y muy dependiente de los acuerdos de financiamiento con el Banco de China". En la actualidad cerca de la cuarta parte de las reservas están compuestas por yuanes, equivalentes a unos 7.500 millones de dólares.
Tres semanas antes de las elecciones presidenciales, el 3 de octubre próximo, el Gobierno deberá depositar más de u$s6.000 millones por la cancelación del Boden 2015, con un stock de reservas en torno a los 34.000 millones de dólares.
La firme demanda de los bancos para abastecer de divisas al público también obliga a la autoridad monetaria a desprenderse de dólares, en un período en el que comienzan a menguar las liquidaciones de las exportaciones del agro.
En las últimas ocho jornadas cambiarias la entidad monetaria resignó u$s475 millones por su intervención en la plaza mayorista, más que en el acumulado de los tres primeros meses de 2015. El Central terminó con un saldo neto negativo de u$s100 millones este miércoles, otros u$s100 millones el martes, u$s90 millones el lunes, más otros u$s185 millones durante la última semana de julio.
Consecuencias sobre recaudación y consumo
El IARAF señala el impacto positivo de la efectivización de divisas sobre los ingresos tributarios. "La percepción del 20% a la adquisición de la moneda estadunidense por motivo atesoramiento significa una recaudación 'extra' para el Gobierno. Por este concepto el fisco nacional pudo recaudar como máximo $6.286 millones durante los primeros siete meses del 2015".
Este recargo se puede tomar a cuenta de Ganancias o Bienes Personales, lo cual constituye para el organismo que conduce Ricardo Echegaray un anticipo de recaudación. De lo contrario, el contribuyente puede solicitar el reintegro a la AFIP en los casos que corresponda, con lo cual estaría prestando dinero al fisco a tasa de 0%, en un marco de elevada inflación.
Asimismo, un informe de la consultora AMF Economía detecta que con la apertura parcial de las restricciones cambiarias a partir del 27 de enero de 2014, muchos de los pesos que se destinaban a la compra de automóviles ahora se destinan a la compra de divisas para atesoramiento, lo cual "explica las razones por las que las ventas de 0 kilómetro no recuperan los niveles de hace dos años atrás, en tanto que el dólar ahorro supera mes a mes sus marcas".
"En la actualidad, con la posibilidad que existe de ahorrar parte de los ingresos declarados en dólares adquiridos en el Mercado Único y Libre de Cambios, los vehículos automotores dejaron de ser ese catalizador que constituyeron hasta fines de 2013", apunta el estudio de AMF Economía.

Comentarios