Policiales
Domingo 06 de Marzo de 2016

Femicidio en Castelar: un hombre mató a su ex pareja de 17 puñaladas delante de sus tres hijos

El agresor fue detenido en Mar de Ajó tras varias horas prófugo. Tenía denuncias por amenazas y una orden de restricción

Una joven de 25 años identificada como Cintia Verónica Laudonio fue asesinada de 17 puñaladas delante de sus tres hijos de 3, 8 y 10 años en su casa de Castelar, partido de Morón. Ocurrió el sábado por la noche cuando el agresor, padre de uno de los tres menores, saltó la reja de la vivienda, entró a la fuerza y la atacó mientras dormía.
Según trascendió, el atacante primero le dio una puñalada en el cuello y la mujer alcanzó a correr al baño, donde la terminó de acuchillar.
Luego del ataque, el hombre se dio a la fuga pero tras varias horas lograron dar con él. Fue detenido en Mar de Ajó y será trasladado a Castelar para que declare y sea juzgado. Fue hallado en la casa de un familiar, que había ido a visitar.
Según confirmaron los familiares de la víctima, la ex pareja tenía varias denuncias por amenazas, la última realizada el 22 de febrero, y una orden de restricción: "Le decía que si no estaba con ella no iba a estar con nadie", contó el padre de la víctima.
Los hijos fueron quienes alertaron al padre de Cintia, Roberto, lo que estaba pasando. Graciela, madre de la víctima, contó que la más grande de los hijos llamó al abuelo y le dijo que la ex pareja le estaba pegando a la madre y que estaba toda ensangrentada.
"Me levanté, pedí un remis, y cuando llegué a la casa las nenas estaban paradas del otro lado de la reja y no hablaban, y yo preguntaba qué había pasado", relató el abuelo. Asimismo, el cuñado de Laudonio detalló que una de las chicas "tenía manchas de sangre" en su ropa y que, cuando entró a la casa, encontró a la joven "tirada en el suelo".
"Le levanté la cabeza, vi que tenía cortado el cuello. Estaba agonizando. Ella me miró pero murió en el momento", afirmó.
Sobre la relación que tuvo la víctima con el asesino, Roberto comentó: "Estuvieron muy poco tiempo juntos. Estaba obsesionado con ella y mi hija no quería saber nada con él".
Por su parte, la ex suegra de Laudonio contó que el atacante "le pinchaba los teléfonos" y que la amenazaba con que tenía un familiar en el Congreso y por eso tenía acceso a esas maniobras. También detalló que una vez estuvo en el cuarto de la mujer 6 o 7 horas debajo de la cama: "Él creía que ella había vuelto con mi hijo pero no, tenía otra pareja. Se me paraba enfrente de la casa, iba a buscar a mi hijo al frigorífico (donde trabaja) y lo amenazaba, le decía que lo iba a matar", relató.
Incluso reveló: "Un día se presentó a un almuerzo familiar con un arma, era un psicópata"

Comentarios