Espectáculos
Lunes 18 de Enero de 2016

Facundo Arana regresó al teatro luego de tres años

El actor repuso su unipersonal “En el aire” en el que actúa, toca el saxo y canta. Adelantó que prepara su segundo disco y que no hará televisión.

Facundo Arana regresó al teatro con el unipersonal “El el aire” en el que interpreta a tres personajes unidos por su amor a la radio, en un espectáculo dirigido por Manuel González Gil y donde se anima también a tocar el saxo y cantar. El espectáculo se estrenó en 2013 y viene haciendo funciones por el país mientras cuenta la historia de Marcos, un locutor de radio que emite su programa nocturno desde el escenario de un viejo teatro perdido del Gran Buenos Aires.
  “Tenía muchas, pero muchas ganas de volver a hacer la obra en verano, es muy preciosa pero requiere de cierta intimidad”, se entusiasma Arana sobre el texto que presenta en porteño teatro Tabarís.
  “Me encanta -continúa- haber podido lograr un clima de radio; no soy locutor, pero hoy todos somos público de radio, hasta se puede observar la transmisión en vivo de algunos programas. No necesité investigar mucho para conseguir la atmósfera del texto”, explicó.
  “A veces -agregó- te pasás la vida saltando de una cosa a otra, pero esta historia llegó en el momento justo donde tengo la disponibilidad para concentrarme sólo en ella, porque la quiero contar a fondo y disfrutarla, nada que ver con esas situaciones donde vas a una sala y te das cuenta que los pobres actores tratan de sacarse el texto de encima”.
  Un bombero y un señor extranjero son dos de los roles que encarna Arana durante “En el aire”, inmersos en una dramaturgia donde confluyen recuerdos de pueblo, fantasmas y duendes, en un clima emotivo.
  La platea femenina -las mujeres son mayoría durante las funciones- se deja seducir con acordes de saxo en vivo. “Se trata del mismo instrumento que tocaba en el subte, así desde el escenario hago un mimo, un guiño hermoso al chico de 20 años que fui, a cuando era una página en blanco repleta de preguntas fuertes sobre mi futuro”.
  “De mis tres roles (incluye al personaje de locutor) en escena no puedo afirmar cuál de ellos funciona como un verdadero alter ego, en realidad mi otro yo está conformado por toda la obra, el relato tiene la capacidad de representar maravillosamente mi vida, mi trabajo”.
  “Este año corto con la tele, ya estoy trabajando en el material de mi segundo disco, el teatro me permite grabar durante el día y necesito dedicarle tiempo, me espera también un viaje ya programado y luego a presentar las canciones”, cuenta sobre los periplos que atravesará en un 2016, en principio lejos de la pantalla chica.
  “Por ahora, desde lo actoral, sólo necesito esto, es el cuento que necesito y disfruto de contar. Fui muy afortunado de conseguir estar presente en cada paso del proceso creativo de la pieza, alrededor de cuatro meses, y esto me conecta al texto de un modo especial”, precisa con tono de placer quien se define como, “un joven adulto”.

Comentarios