Mundo
Miércoles 08 de Julio de 2015

Evo Morales resaltó la importancia de la comprometida visita del Papa Francisco a Bolivia

El gobierno nacional ha dispuesto asueto para las ciudades de La Paz y Santa Cruz para que las familias puedan asistir a las actividades del Sumo Pontífice.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró el martes que jamás imaginó ver a un Papa, como Francisco, involucrado en luchas sociales, e invocó a los movimientos populares a aliarse con el pontífice para "liberar a los pueblos".
"Como presidente y dirigente nunca antes sentí que un papa podía compartir un mensaje de paz y de justicia social", sostuvo el gobernante, durante la inauguración del encuentro mundial de movimientos sociales, que se realiza en Santa Cruz (este), y del que Francisco participará el jueves.
"Que los movimientos sociales del mundo, junto al papa Francisco, sean como una 'yunta' para liberar a los pueblos del mundo", dijo el gobernante.
Procedente de Ecuador, el papa arribará a Bolivia el miércoles por la tarde para visitar La Paz y Santa Cruz, y permanecerá hasta el viernes 10, cuando viajará a Paraguay, donde culminará su gira por Sudamérica.
Declarado marxista y antiimperialista, Morales mantuvo, desde que asumió la presidencia en 2006, permanentes roces con la jerarquía eclesiástica de su país. Sin embargo, tras entrevistarse con el papa Francisco en el Vaticano en octubre de 2014, amainó sus críticas y ha dicho que le unen enormes coincidencias con el pontífice.
De mayoría católica, Bolivia es un Estado laico desde 2009, cuando fue reformada su Constitución que hasta entonces consideraba el catolicismo como la religión oficial.

El Gobierno boliviano movilizará a 17.000 policías y militares para dar seguridad en las actividades previstas en las regiones de La Paz y Santa Cruz (este) con motivo de la visita de Francisco, informó este martes una fuente oficial.
En declaraciones a la radio Erbol, el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, detalló que del total de uniformados asignados para estos eventos, 11.000 son policías y los otros 6.000 pertenecen al Ejército de tierra.
Romero indicó que 4.000 policías se desplazarán en las ciudades de El Alto y La Paz, en las que el Papa estará durante unas horas este miércoles, y los 7.000 restantes están asignados a Santa Cruz, donde el pontífice permanecerá hasta el viernes.
"Está todo preparado. Creemos que se va a cumplir a cabalidad el plan y ojalá que esta visita de Francisco tenga toda la envergadura, la dimensión, la esperanza que tiene el pueblo boliviano", señaló el ministro.
Los agentes policiales cumplirán múltiples tareas, entre ellas "garantizar el ordenamiento vial, neutralizar posibles acciones criminales y estar atentos a cualquier acción subversiva", añadió.
Francisco inició el domingo en Ecuador una gira latinoamericana que también incluye a Bolivia y Paraguay.
Tras su visita a Ecuador, Francisco arribará el miércoles a El Alto, situada a 4.000 metros sobre el nivel del mar, y permanecerá algunas horas en la vecina La Paz antes de desplazarse a Santa Cruz, donde el jueves celebrará una misa multitudinaria.
Además, en Santa Cruz participará en un encuentro con movimientos sociales y dialogará con los reos de la prisión de Palmasola, la más conflictiva del país, entre otras actividades.
Las autoridades bolivianas dirigieron el fin de semana sendos simulacros de los recorridos y actividades que cumplirá Francisco en ambas regiones.
Romero indicó que este miércoles habrá una nueva inspección en el recorrido hasta Palmasola, algo que no se pudo hacer antes porque el ingreso a la cárcel estaba en malas condiciones a causa del temporal registrado en Santa Cruz la semana pasada. 
Infobae

Comentarios