Policiales
Miércoles 08 de Julio de 2015

Estuvo unos 1500 días prófugo, pero se entregó explicando por qué “mandó a matar” al ex boxeador

A cuatro años del crimen de Guillermo Romero, llegó a la policía el conocido delincuente Martín Camargo. Explicó que ejecutó el asesinato por encargo por “un ajuste de cuentas”.  

Martín Camargo fue buscado por cuatro años y algunos meses por la muerte del ex boxeador Guillermo Romero, quien fue ejecutado un disparo en puerta de su casa. El sujeto, con fuerte prontuario, llegó a la oficina del juez Maximiliano Blejman para entregarse y asegurar que fue él quien mandó a matar a Romero por una deuda moral.
Al parecer, desde la policía trascendió el nombre de Romero como testigo en una causa por drogas donde estaba involucrado Camargo. Por esa razón, decidió mandar a dos personas para que terminaran con su víctima.
Estas declaraciones reabrirán el caso y ahora se deberá probar lo que Camargo dice para hacer finalmente la elevación a juicio. 

Comentarios