Sábado 23 de Julio de 2016

Estos hábitos pueden destruir tu vida sexual

Quizá el sexo no sea lo más primordial en una relación, pero vaya que importa. Y no sólo para evitar infidelidades, sino también para llevar una relación de calidad y saludable. Créeme, no te conviene para nada sabotear el gran trabajo que han estado haciendo por culpa de estos malos hábitos.

Tener sexo cuando no tienes ganas: No estás obligada a tener sexo con él, sólo porque son novios. Si no estás de humor, díselo. Y si de verdad quieres obligarte a hacerlo de vez en cuando está bien, pero te advierto: en poco tiempo lo verás más como una obligación, que como una actividad placentera.
 
No tener juego previo:El ‘rapidín’ puede ser divertido, pero no es la única forma que existe de tener sexo. Una mujer necesita mínimo 10 minutos de juego previo para estar lo suficiente lubricada, y eso no sucederá a menos que se hayan estado sexteando desde hace tiempo, o hayan creado suficiente expectativa antes de la relación sexual.
 
Hacer lo mismo todo el tiempo: Habiendo tanta variedad en la web y el Kamasutra, no entiendo porqué se limitan a usar la posición del misionero. ¡Póngale variedad! De no hacerlo, se aburrirán en poco tiempo y dejarán de tener relaciones sexuales después de un rato.
 
Tomar antes de tener sexo: No tiene nada de malo tomarse una copa de vino antes del sexo, pero yo no te recomiendo tener relaciones estando completamente borracha. En primer lugar, las caricias pierden intensidad ya que el alcohol actúa como sedativo, y en segunda… ¿te arriesgarías a no tomar las precauciones necesarias, como el condón?
 
No hacer ejercicio: Ejercitarse es bueno para tu cuerpo, estado de ánimo ¡y vida sexual! Si no estás en forma, no podrás estar arriba de él por mucho tiempo, y él se acalambrará durante el momento erótico. ¿Por qué no van al gym de vez en cuando?
 
 
Usar una pijama fea:¿Sabes qué? No está mal que quieras irte a dormir con ropa cómoda, pero sí de vez en cuando te pones un babydoll, te aseguro que ambos lo disfrutarán. No llegues a tal comodidad, que ya no le metas esfuerzo al seducirlo. Sólo porque se casen, no quiere decir que ya no necesitan reavivar la llama de la pasión. O bueno, quítate esta preocupación y simplemente duerme sin ropa.

Fuente: tipsfemeninos

Comentarios