Mundo
Martes 08 de Diciembre de 2015

Esto tenés que saber antes de rescatar a un callejero

Cuando ves un perro en la calle, en estado de abandono, hay cosas que tenés que conocer, para poder ayudarlo de verdad.

1. Existen varias formas de ayudar a un perro de la calle: Donando, difundiendo su caso en redes, brindando tránsito o adoptando.
 
Cada pequeña acción cuenta.
 
2. ¿Te cruzaste con un perro que parece estár solo? Acercate con precaución
 
Para evitar que se asuste y salga corriendo, probá acercarte lentamente y hablarle con un tono de voz suave.
 
3. ¿Tiene collar o alguna característica que indique que tiene dueños?
 
Puede estar perdido. Hay sitios como red mascotera o la página Perdidos y Encontrados donde podés publicarlo para que se reencuentre con sus dueños. Datos que deberías incluir: fecha, lugar donde lo encontraste y foto del animal son claves. También podés pegar carteles en la zona.
 
4. Visitá una veterinaria.
 
Cuando logres acercarte y agarrarlo, improvisá una correa y llevalo a una veterinaria cercana para que puedan examinarlo y ver en que estado está.
 
El veterinario te va a informar si es necesario darle algún tipo de medicación, la edad aproximada y que tipo de atención necesita de tu parte.
 
5. Convertite en un hogar de tránsito.
 
Los tránsitos permiten mantener al perro en un ambiente protegido hasta que aparezca un adoptante o sus dueños.
 
Si tenes la oportunidad de brindarle un lugar en tu casa por unos días, hacelo. Los refugios están saturados y no suelen recibir animales, salvo que esté gravemente herido.
 
6. Cubrí sus necesidades básicas: Comida, agua y un lugar donde descansar.
 
Vas a notar que los primeros dos días duerme mucho, esto se debe al stress y cansancio de deambular por la calle sin comida.
 
No te asustes si notas que las almohaditas de sus patas están hinchadas, suele pasar cuando caminan mucho sin parar.
 
7. Prestá atención en los momentos claves.
 
Prestá atención, especialmente si notás que el animal vomita todo lo que ingiere, no toma agua e incluso tiene diarrea con sangre. Los síntomas pueden ser indicio de una enfermedad viral como el parvovirus.
 
Tené siempre al alcance el número del veterinario.
 
8. Pasaron varios días y comprobaste que no tiene dueños.
 
Una vez que el perro descansó y recuperó un poco de energía, lo ideal es comenzar con el calendario de vacunación. El veterinario te va a saber asesorar sobre el tema.
 
9. Esterilización y castración: un arma poderosa para reducir el número de animales en las calles.
 
Actualmente en Argentina hay campañas gratuitas en la mayoría de las ciudades.
 
10. Es momento de decidir.
 
¿Adoptarlo o darlo en adopción? Si vas a buscarle otro hogar, es hora de sacarle unas lindas fotos y elegirle un nombre.
 
11. Buscando familia.
 
Hay muchos grupos de facebook y sitios web donde la gente publica perros en adopción. Sacale varias fotos con buena luz y armá un texto bien descriptivo con los datos que obtuviste del veterinario. Por ej: Edad aproximada, peso, sexo, carácter, si está castrado o no y tamaño.
 
¿Se lleva bien con otros perros y gatos? ¿Cómo se lleva con los niños? Son algunas de las preguntas que te pueden hacer las personas interesadas.
 
12. Responsabilidad y compromiso.
 
Es importante conocer a los adoptantes, saber cuantos integrantes componen la familia y donde viven. Asegurate de que la persona interesada demuestre una responsabilidad hacia el animal, muchas personas suelen adoptar cachorros para abandonarlos en cuanto crecen un poco de tamaño.
 
¿Va a estar mucho tiempo solo? ¿va a convivir con otros animales? son preguntas claves.
 
13. “Me lo quedo yo”
 
Si decidís sumar un compañero peludo a tu vida, tené en cuenta que la adaptación entre ambos va a llevar un tiempo. No desesperes, si es un cachorro probablemente muerda cosas y haga sus necesidades adentro hasta que se acostumbre a las reglas de la casa.
 
14. Paciencia.
 
El proceso puede tomar algunas semanas pero cuando veas un animal feliz durmiendo en paz, habrá valido la pena. Pronto van a ser mejores amigos.
 
Fuente: buzzfeed

Comentarios