San Juan
Martes 31 de Mayo de 2016

​Este jueves Uñac vuelve a reunirse con autoridades nacionales por la tarifa de gas

Los ministros Frigerio y Aranguren vuelven a reunirse con gobernadores por los aumentos. La semana pasada acordaron que se tratará el tema por sectores. 

El Gobierno llega a la reunión de mañana con los gobernadores por las tarifas de gas condicionado por los fallos judiciales adversos que hacen lugar a amparos colectivos e individuales en varias jurisdicciones del país. Ayer, se conoció una nueva decisión judicial, en este caso en Ushuaia, que hizo lugar "en forma interina" a la suspensión de los aumentos ante un amparo presentado por la Cooperativa de Trabajo Renacer. El jefe provincial Sergio Uñac se reunirá este jueves para acordar una tarifa apta para la EMA.
El juez que intervino le ordenó a la empresa Camuzzi Gas del Sur que emita "nuevas facturas de conformidad con el cuadro tarifario anterior" a los incrementos, y aclaró que la restricción estará en vigencia hasta que se resuelva el pedido presentado por la cooperativa que reclama la inconstitucionalidad de las resoluciones que pusieron en marcha los nuevos valores.
La medida judicial fue precedida de otras que frenan los aumentos en Santa Cruz, Chubut, Bariloche, Esquel, Mendoza, y de una decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata que revocó la resolución de primera instancia, que había rechazado el amparo presentado por Acción Marplatense contra el aumento. La cámara le ordenó al magistrado que resuelva "a la brevedad", y añadió: "Confiamos en una inminente resolución del juez de primera instancia que suspenda estos aumentos desmedidos en las tarifas de gas, beneficiando así esta acción a todos los vecinos de nuestro Partido de General Pueyrredón".
Hasta el momento el Gobierno realizó dos ofertas para moderar el impacto de las subas en las tarifas de gas. Primero ofreció que industrias y comercios paguen ahora el 50% de las facturas, y el resto lo abonen en cuotas en el período primavera-verano de este año y del próximo. En un segundo momento, y tras un primer encuentro de los gobernadores con los ministros Rogelio Frigerio y Juan José Aranguren, se anunció que los residenciales de la Patagonia y La Pampa tendrían un tope del 400% en el incremento de este año.
Pero siguen sin dictarse las resoluciones correspondientes, lo que indica que el Gobierno espera todavía llegar a una posición que logre el consenso de los gobernadores. El principal problema a que se enfrenta es que la Patagonia, más La Pampa, Malargüe y la Puna, estuvo eximida de los aumentos producidos en 2014 y el actual Gobierno buscó saldar esa diferencia en una sola vez de modo que residenciales, comercios e industrias deben enfrentar aumentos que llegan a superar el 2.000% .

Un estudio del Centro de Estudios Patagónicos reveló que los hogares de la Patagonia son el 7% del total país, pero consumen el 23,6% del gas por redes, mientras los usuarios comerciales e industriales, incluyendo hoteles y restoranes, representan el 17,3% del total nacional y el 25% del consumo del fluido. La importancia de este volumen de gas habría impulsado la fijación de los nuevos cuadros tarifarios, sin que se advirtiera que eran impagables.
En la misma situación con alzas de más del 2.000% se encuentran las jurisdicciones donde medidas judiciales frenaron las subas aplicadas en 2014. En esta situación están Mendoza, San Luis, Santa Fe, General Pueyrredón (Mar del Plata), y varias localidades de Buenos Aires. En algunas de esas jurisdicciones, el Gobierno tampoco atendió al reclamo de equiparar tarifas con la Patagonia por las condiciones climáticas, aunque en rigor en esa región las nuevas tarifas se encuentran ahora sólo alrededor de un 20% por debajo de las que se cobran en Capital Federal.
Otro condicionante es que la jueza de Mendoza que frenó los aumentos fijó un tope del 80% para los hogares durante los próximos tres meses, bastante más bajo del 400% que anunció el Gobierno. Ese porcentaje es similar al que se pagará en Capital Federal y GBA donde ya estaban en vigencia las alzas de 2014. Si se fija el tope del 400% en una gran parte del país, el resto podría reclamar trato no discriminatorio.                             

Comentarios