San Juan
Martes 10 de Enero de 2017

Este año, hacer el Cruce de los Andes cuesta entre $20.000 y $30.000

Los precios varían de acuerdo a la ruta y a la modalidad que se elija. A pie es más económico que a caballo. Los 200 años de la epopeya del Libertador hicieron que aumentaran las consultas y las reservas.

Hace 200 años, el general José de San Martín cruzó la cordillera con el Ejército de los Andes para liberar Chile y Perú de los españoles. En plena conmemoración del bicentenario de la epopeya, que también incluyó la emancipación de Argentina, es posible recrear algunas de las rutas que estos héroes recorrieron. Durante los últimos años, ha sido una de las experiencias más atrapantes requeridas por turistas nacionales e internacionales.

Hoy, muchas personas también se animan a realizar este programa, para honrar un aniversario especial o como plan de vacaciones, considerando que se requiere de varios días para la travesía y que cruzar la cordillera es costoso, tanto en lo físico como en lo monetario.

El cruce sanmartiniano hoy cuesta entre $20.000 y $30.000, incluyendo los servicios y las guías que ofrecen los prestadores y las agencias de viajes de la provincia, más el armado del equipamiento básico, atendiendo a las necesidades de la montaña.

El precio varía de acuerdo al itinerario que se sigue y la duración, pero también a la modalidad de viaje y al paso que se elija. La mayoría de las opciones que se ofrecen duran un promedio de 6 días y se realizan por dos rutas: Portillo o Los Patos, que vinculan a San Juan y Mendoza con el límite con Chile.
Para la primera ruta, desde Tunuyán, hay que invertir entre $16.000 y $20.000 si se elige el trekking (a pie), y entre $22.000 a $25.000 si es a caballo. En el caso del segundo paso, la cabalgata por el Valle Hermoso que parte desde Uspallata tiene un costo mayor, ya que la dificultad aumenta –lo que lleva a que no muchos lo hagan– y requiere de 10 días. En este caso, el valor ronda los $30.000.

Al ser precios elevados, la mayoría empieza a pagarlo a mitad de año o unos meses antes del verano –es temporada alta–, ya que para reservar el lugar la mayoría pide entre el 30% y el 40% del costo total. Otros lo pagan en cuotas con tarjetas de crédito.

A estos valores hay que sumarle una inversión en el equipamiento, considerando que no todos son aficionados a los deportes de montaña y no todos cuentan con los insumos propios de estas actividades. Para lo básico y específico, hay que pensar entre $3.000 y $4.000, como mínimo. Esta cifra incluye zapatillas y pantalón de trekking, que están por arriba de los $1.400 y $1.000 respectivamente; las medias de esquí a $150 cada par (se piden dos) y unos lentes de sol para filtro de tipo UV que están por arriba de los $400. Algunos solicitan que lleven cascos para andar en bici (más de$400).

Entre los requisitos, todos coinciden en la necesidad de que los aventureros acrediten un buen estado de salud, aunque no hace falta estar entrenado para deportes extremos o escalada. Sí deben estar en buen estado físico como para tener algunas destrezas con el caballo y para afrontar las incomodidades del acampe a esa altura, sobre el nivel del mar.

Comentarios