Entrenador acusado de corrupción
Martes 04 de Octubre de 2016

Estas son las cinco pruebas que complicaron a Alferillo por "incitar" a un menor a tener sexo

No se puedo comprobar el abuso sexual con acceso carnal, pero se demostró que hubo Corrupción de Menores. El fiscal enumeró los elementos con los que le pidieron al juez que procese al entrenador de rugby.

El fiscal Daniel Guillen reiteró en la mañana del martes el pedido de procesamiento que hizo, la semana pasada, ante el juez Ortiz que instruye el caso del entrenador de rugby, Gerardo Alferillo. En detalles, explicó a radio Sarmiento cuáles fueron los elementos con los que llegó a la máxima autoridad de primera instancia para acusar al instructor de haber cometido "Corrupción de Menores".

Las pruebas fueron:

-La denuncia de la mamá del menor de 15 años, que formula el requerimiento penal.

-La declaración del menor, supuestamente abusado, en Cámara Gesell. El informe es el documento presentado ante la Justicia.

-La declaración testimonial del hermano de la víctima que halló los mensajes de texto entre el entrenador Alferillo y el menor.

-Los mensajes encontrados en el celular del menor, con alto contenido sexual.

-Las declaraciones testimoniales de compañeros (no serían específicas pero pueden sugerir nuevas conductas contra el acusado).

"El contenido del celular nos inducen a analizar conductas contra la integridad sexual", explicó el fiscal y aclaró: "Creemos que la calificación es Corrupción de Menores por comprenderse actos que son prematuros, no determinaron si en este caso fueron perversos".

Guillen explicó que el consentimiento en este tipo de delito no es necesario, puede o no estar, y constituye igual una vulneración. Basta que se lleven a cabo las conductas ilícitas por parte del imputado para que se lo acuse. "En nuestro entender así fue y por eso le estamos pidiendo al juez que dicte el procesamiento", aclaró el fiscal.

Comentarios