Espectáculos
Viernes 21 de Abril de 2017

Conocé la estrategia de Marcelo para enamorar a la hermana de su capitán

Gracias al equipo de fútbol sala de Fluminense, el jugador del Real Madrid conoció a uno de sus mejores amigos y, aunque no lo crean, al amor de su vida.

Gracias al equipo de fútbol sala de Fluminense, Marcelo conoció a uno de sus mejores amigos y, aunque no lo crean, al amor de su vida. Clarice, que ha sido su pareja por más de una década y ahora es la madre de su hijos, es la hermana menor de Caio Alves, quien era el capitán del equipo de futsal al que llegó Vieira, publicó somosinvictos.com



Marcelo se llevaba muy bien con su capitán, pero es necesario apuntar que dejaba que le dijera cualquier cosa porque, en el fondo, quería conquistar a su hermana: "Jugaba en Fluminense con Caio, él era el capitán. Y yo, como quería conquistar a su hermana, decía: 'lo que tú quieras puedes hacer conmigo (risas)'".


¿Cómo la conquistó?

El hoy internacional brasileño, destacado en el Real Madrid, se dejó hasta teñir el pelo de rubio, con tal de pasar tiempo con Clarice: "Me dijo: 'para el partido de ahora, ¿te puedo teñir tu pelo de rubio?'. Y yo dije: 'uy, claro, claro, venga, dale'".


La versión de Clarice: "Ya veía que algo quería (con ella). Entonces, llegó un partido muy importante y me dijo que quería ir distinto. Yo le dije: 'te pongo de blanco, te tiño de color'. Y él decía: 'sí, sí. Tú hazme lo que quieras, venga (risas)'".


Marcelo se metió en problemas con su papá, pero no le importó mucho, porque lo había hecho para conquistar a Clarice: "Mi padre no me había dicho que iba al partido. Entonces, en medio del partido, jugando con el pelo rubio ridículo (risas), mi papá me miraba diciendo como 'te voy a...'. Me decía: 'quítate eso del pelo'. Se enojó, pero lo he hecho porque quería conquistar a Clarice".


Pues quizá no fue la estrategia más ortodoxa, pero Marcelo terminó cumpliendo con su cometido. Clarice lo acompañó desde el inicio a su aventura en el Real Madrid y juntos han formado una hermosa familia. Bien dice el dicho: las grandes historias de amor inician con un exótico tinte de pelo.


marcelo 1.jpg
marcelo 2.jpg
marcelo 3.jpg


Comentarios