Policiales
Jueves 19 de Mayo de 2016

Escuchá el desconcertante llamado de la madre de Nisman a emergencias

La mujer llamá a la ambulancia cuando encuentra a su hijo muerto. Es llamativa por demás la conversación entre quien atiende la emergencia y ella.

Se conoció hoy el audio del llamado a emergencias que hizo Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman, minutos después de ingresar al departamento en Puerto Madero, y encontrarlo sin vida. Esta revelación ocurre a 16 meses de la muerte del fiscal.
​"Vine a la casa de mi hijo, vine acá y está muerto", le dice Garfunkel, con mucha tranquilidad, al servicio de emergencias de Swiss Medical en un tramo de la llamada. Y agrega: "Está lleno de sangre".
La grabación, difundida por Radio Del Plata, corresponde al domingo 18 de enero de 2015, cuando fue encontrado sin vida el fiscal de la UFI-AMIA.​
Ante la pregunta de si "corroboró" si el fiscal "estaba respirando", la madre de Nisman le responde que no le puede "hacer ninguna reanimación, si la sangre del piso está casi seca" y reclama una ambulancia.
Garfunkel, en ese llamado, le dice que el cuerpo "está en el piso del baño", le pasa al operador el nombre completo del fiscal y la dirección del departamento, entre otros datos.
También toma la palabra uno de los custodios y se le escucha decir:" ¿Cómo vamos a hacer reanimación si hay un charco de sangre? Seguramente se reventó la cabeza".
Así fue el diálogo entre Sara Garfunkel y el operador del servicio de emergencias:​
Operador: —¿Qué le anda pasando?
Garfunkel— Vine a la casa de mi hijo, vine acá y está muerto.
—(Segundos de silencio) ¿Cómo que está muerto?
—Sí, no atendía el teléfono, estoy llamando y abrimos la puerta.
—¿Quién corroboró si está muerto?
—Y, está lleno de sangre el baño.
—¿Con qué se golpeó?
—No sé, estaba tirado en el piso. Para mí que se golpeó, porque en la casa está todo prendido. Se habrá golpeado no sé, se cayó, no sé.
—¿Puede corroborar si respira?
—No, si está lleno de sangre el piso. Desde las 11 del mediodía que no contesta los llamados.
—Igual, ¿puede corroborar si está respirando, quizás está inconsciente?
—Bueno, espéreme un segundo.
Un momento después, Garfunkel regresa al teléfono:
—No le puedo hacer ninguna reanimación, si la sangre del piso está casi seca.
—¿Puede fijarse dónde fue el golpe?
—No sé donde fue, está acostado en el piso. ¿No me pueden mandar una ambulancia?
—La ambulancia está yendo para allá, es para ayudarla a usted.
En otro tramo toma el teléfono el custodio.
"Lo encontramos sin vida. No está respirando. Entré y lo vi". Y concluye: "¿Cómo vamos a hacer reanimación si hay un charco de sangre? Seguramente se reventó la cabeza".
Finalmente, el operador pregunta si llamaron al SAME y la Policía, y el custodio dice "todavía no, ahora llamamos".
Según la agencia DyN, el audio de la conversación fue aportado por la empresa Swiss Medical y consta desde hace varios meses en el expediente que investiga la muerte del fiscal Nisman, ocurrida el 18 de enero del 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento a Irán en el atentado contra la AMIA.
 

Comentarios