Mundo
Miércoles 30 de Diciembre de 2015

Escándalo por una presunta orgía de militares y policías en medio de un alerta antiterrorista en Bélgica

El riesgo de atentado no impidió que los efectivos de seguridad dieran rienda suelta a sus instintos y tuvieran sexo en el edificio de una comisaria. 

La polémica está servida. Según narra el medio de noticias «DH.be», la alerta antiterrorista en Bélgica no habría despertado la misma prudencia en todos los miembros de las fuerzas del orden: mientras el país se encontraba en jaque,dos policías y ocho militares habrían organizado una «orgía» en la comisaría de Ganshoren, Bruselas. Presuntamente, los hechos se produjeron hace un mes. Aunque las fuentes oficiales consultadas no han confirmado la veracidad de esta información.
¿En qué se sustentan los rumores? En Bélgica, con el aumento de la alerta antiterrorista a nivel 4, la comisaría de Ganshoren se convirtió en casa no solo de policías, sino también de militares. Veinte soldados, en total. El medio «DH.be» afirma, según las declaraciones de varios agentes, que los nuevos huéspedes despertaron las simpatías de al menos dos de sus compañeras de trabajo. Dos policías y ocho militares que fueron descubiertos, finalmente, por un oficial de la policía judicial.
«La información se extendió como la pólvora», señala «DH.be» en su reportaje. Después de las informaciones publicadas, se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, según informa el diario belga «La Libre» este miércoles. Una versión que cambia lo señalado el martes por Johan de Beoker, un portavoz policial que no pudo confirmar la veracidad de los hechos. A la espera de nuevos datos, solo queda esperar.

Fuente: ABC

Comentarios