Mundo
Miércoles 08 de Julio de 2015

Errores de belleza que debes dejar de cometer

Si hablamos de belleza, podemos nombrar innumerables trucos y consejos. Pero en esta oportunidad, queremos brindarte algunas pautas para que no cometas. 

Son simples, y tan sencillos, que quizás te sorprendas que lo hagas a diario. Aquí te presentamos los diez errores de belleza que debes evitar y lucir realmente espléndida.

Criticarte frente al espejo: la mejor manera de sentirse hermosa es dejar de buscar tus errores y criticarlos. Mírate al espejo, y deja de pensar en tus defectos. A la hora de maquillarte, en vez de concentrarte en disimular tus desventajas, concéntrate en resaltar tus mejores características.
 
Usar productos vencidos: vacía tu bolso de cosméticos y límpialo. Deja de dar vueltas, y tira aquellos que hace mucho que no usas. Si no te los has aplicado en el año, no lo volverás a hacer en el futuro. Pero, sobre todo, para asegurarte de no seguir usando productos que ya han vencido hace años, que pueden irritarte la piel.
 
No probar nuevos looks: la rutina en belleza también es mala. Es bueno tener en el bolso de cosméticos labiales y sombras clásicas que no pasan de moda, pero de vez en cuando es bueno animarse y probar nuevos estilos. Cada temporada, elige un nuevo tono, quizás encuentres así tu nuevo color favorito.
 
Mucho maquillaje: sobre todo en maquillaje y belleza, sumar en realidad resta. Aplicarte mucho maquillaje y bases distintas, por más trasnochada que estés, no mejorará tu aspecto. El mejor look siempre será el más natural, por más que te sientas en un día “de mala piel”.
 
Usar los colores incorrectos: no todos los colores se ven bien en cualquier tono de piel. Si usas los tonos que te gustan, sin tener en cuenta tu tono de piel, ojos y pelo, tal vez estés cometiendo un error. Para ello, te recomendamos consultes en el mostrador de venta qué color te sentará mejor.
 
Estar siempre con las tendencias de moda: si maquillarte siempre igual no es bueno, usar todo tono y estilo de moda, tampoco lo es tanto. No siempre tienes que usar la tendencia de las revistas de última moda, sino elige una, la que más se amolde a tu piel.
 
No tener en cuenta el tipo de piel: si a la hora de comprar un producto de belleza omites tu tipo de piel, seguramente no tendrás los mismos resultados. Primero, averigua el tipo de piel que tienes, y luego compra los limpiadores y humectantes que necesitas para reparar ella.
 
Gastar demasiado: no es necesario que gastes fortunas para obtener buenos productos de belleza. El secreto está en encontrar el adecuado, y si sus ingredientes son “activos”, mejor. Son estos los que más beneficiarán tu piel, si gastar fortuna en ellos.
 
Comparar: siempre observamos aspectos de otras mujeres, y nos gustaría ser como ellas. Labios carnosos, pestañas bien largas y arqueadas, quién no querría esto… pero tienes que encontrar tu propio estilo, y adaptarte a él. Mientras más te compares, peor te sentirás sobre ti misma.
 
No ser audaz: no seas tímida, y anímate a usar esa sombra con brillo que tienes guardada hace tiempo, o el labial rojo. Pero ten cuidado de no hacerlo todos los días, y mucho menos para usar en el trabajo. Que sea una ocasión especial.
 
Fuente: erikatipoweb

Comentarios