Mundo
Miércoles 02 de Diciembre de 2015

Engañá el estómago con estos alimentos y mantenete en forma para el verano

Para evitar el picoteo de alimentos poco saludables, lo ideal es tener a mano distintos productos que no sólo quitan el apetito, sino que también aportan nutrientes al organismo.

Se acercan las Fiestas de Fin de Año y el verano. Si lograste mantener la figura durante todo el invierno, no dejes que la ansiedad y el estrés que generan el último tramo del año te gane. Si eso ocurre es posible que termines picoteando entre comidas alimentos que no son saludables, como los que se consiguen en las máquinas de golosinas de las oficinas, en góndolas de las panaderías o en los estantes de los kioscos. 
Para no caer en esa tentación vacía de nutrientes, acá enumeramos siete alimentos que podés llevar a todos lados en la cartera o el bolso, que engañan el hambre y que realmente alimentan.

Frutos Secos
Comer 3 ó 4 almendras al día favorece el tránsito intestinal, lo cual lo convierte en un alimento ideal para las personas que no toman leche o productos lácteos, según una nota publicada por Infobae.com. Las almendras, por ejemplo, previenen la osteoporosis y son ideales para el buen crecimiento de los niños, las embarazadas, las mujeres lactantes y los deportistas. Lo ideal es elegir una mezcla de frutos secos y la variedad sin sal. 

Turrón de maní o almendras
El turrón (ese que encontramos en todos los quioscos) aporta sólo 100 calorías por porción. Es un alimento que brinda grandes dosis de proteínas provenientes de los huevos que se utilizan en su elaboración y de las almendras. Pero ojo: a causa del azúcar y la miel, el aporte de hidratos de carbono es alto, por lo que el turrón acercará grandes dosis de energía que deben eliminarse mediante la actividad física. 

Pasas de uvas
Las frutas deshidratadas son ideales por su contenido en glúcidos (hidratos de carbono), vitaminas y minerales. Además, tienen una gran fuente de energía, ya que contienen altas dosis de hidratos de carbono. Poseen todos los nutrientes que ofrecen las uvas, pero más concentrados. La cantidad adecuada, recomendada por nutricionistas, es de 25 a 30 gramos. 

Barras de cereal
Son una posibilidad de colación fuera de casa y un reemplazo de alimentos dulces en casos de ansiedad. Las opciones más recomendables son las que contienen frutas deshidratadas o secas, soja, semillas, yogur, salvado o chocolate negro (con más del 70% de cacao, que tiene menos azúcares y menos grasa). 

Naranjas
Sencillamente, mejora la digestión. Los ácidos cítricos de esta fruta regulan las funciones del aparato digestivo, ya que ayudan directamente en la asimilación de los nutrientes, facilitando el proceso digestivo y mejorando la situación de este. Consumir naranja entre las comidas es la mejor manera de favorecer a nuestro hígado, ya que lo purifica, evitando la mala digestión y la hinchazón. 

Ciruelas
Las ciruelas son muy ricas en vitaminas, entre las que destacan la vitamina E. Esta última se trata de una muy buena aliada contra el envejecimiento por su gran poder antioxidante. También posee una cantidad diversa de minerales, entre los que sobresalen el potasio, el calcio, el hierro y el magnesio. 

Manzanas
Debido a su contenido en fósforo, la manzana es buena para mejorar la memoria y activar las funciones cerebrales, claves en el desempeño de nuestras tareas laborales. Además, comer una manzana o cualquiera de las otras frutas mencionadas en esta misma nota reduce visiblemente los riesgos contra nuestra salud, según lo confirma la OMS.

Fuente: La Gaceta

Comentarios