Policiales
Miércoles 01 de Julio de 2015

Encontraron el cuerpo sin vida de un bebé recién nacido en un contenedor de basura

Lo halló una mujer que cirujeaba en la cuadra de las calles de Rosario. Se acercó al contenedor en busca de cartones. El feto tenía unas 36 semanas de gestación.

La Justicia investiga el caso de un recién nacido que fue encontrado muerto en un contenedor de residuos en el barrio de Fisherton, de Rosario, Santa Fe. El fiscal Pablo Pinto envió oficios a los centros de salud y hospitales públicos para que los médicos informen si asistieron a una mujer con un cuadro compatible con un parto reciente o la práctica de un aborto. De acuerdo al informe de los médicos policiales, el feto tenía alrededor de 36 semanas de gestación y llevaba unas cuatro horas sin vida cuando fue hallado por una mujer que cartoneaba en la zona.

Durante la mañana de ayer un agente policial caminó varias veces la cuadra de Venezuela al 300 bis, a pocos metros de Circunvalación, en la zona noroeste de la ciudad. El uniformado intentaba encontrar al frente de las viviendas alguna cámara de seguridad que pudieran haber registrado los movimientos cercanos al container color verde donde los vecinos depositan la basura.

En esa misma cuadra, el lunes pasado alrededor de las 14.30, una mujer de 68 años avisó a un móvil del comando del hallazgo de un bebé sin vida en el contenedor metálico verde con tapas laterales.

Aparentemente, la mujer estaba revolviendo los residuos, buscando algún objeto de valor, cuando en el interior del recipiente a medio llenar se topó con una imagen que la estremeció.

De acuerdo al primer informe de los médicos policiales, se trataba de un "feto de sexo femenino, de más de ocho meses de gestación (alrededor de unas 36 semanas), que no presentaba lesiones externas visibles y se encontraba junto a restos del cordón umbilical, la placenta y el meconio", indicaron fuentes de la fuerza provincial.

Según estimaron los primeros peritos, el cuerpo fue hallado unas cuatro horas después de haber sido expulsado.

La investigación. La fiscalía dispuso la realización de una autopsia del cuerpo en el Instituto Médico Legal y una serie de medidas para intentar dar con la mujer que dio a luz y, supuestamente, se deshizo después del cuerpo del recién nacido.

Del informe de los forenses, Pinto espera saber si se trató de un parto doméstico y si el bebé tenía vida cuando fue abandonado dentro del volquete de la basura. Además, el funcionario dispuso que se enviaran oficios a los centros de salud y hospitales públicos para que los médicos informen si recibieron la consulta de alguna paciente con ginecorragia, "o algún cuadro que diera indicios de haber pasado por un parto reciente o haberse sometido a un aborto", explicó el fiscal.

Mientras tanto, los uniformados golpearon una a una las puertas de las casas de dos plantas, tejas y jardincitos al frente que se levantan en Venezuela al 300 bis preguntando si contaban con cámaras de seguridad custodiando el frente de sus viviendas. Pero no hallaron ningún aparato que registrara los movimientos de la vereda.

Tampoco fue posible localizar testigos que pudieran aportar alguna pista sobre el caso. "Aparentemente el cuerpo fue dejado a media mañana, lloviznaba, el tiempo estaba muy feo y la calle vacía", explicó una fuente policial. (Diario La Capital). 

Comentarios