Espectáculos
Domingo 17 de Julio de 2016

​En una extensa carta para Fabián Rodríguez de Nazarena Vélez

La actriz recordó a su expareja en un texto emotivo y muy profundo, en el que hace referencia a otros hombres que aparecieron en su vida. Dolida, la mamá de Barbie Vélez dejó en claro que aún le cuesta mucho vivir sin su amor. 

Pasaron ya dos años de la trágica partida de su amor, pero ella mantiene su recuerdo más vivo que nunca. Este fin de semana, Nazarena Vélez compartió una extensa y emotiva carta dirigida a Fabián Rodríguez, el gran amor de su vida que hoy ya no camina a su lado.

En el texto, que la actriz compartió a través de su cuenta oficial de Instagram, destacó una vez más la alegría que le producía aquella relación y hasta se animó a hacer una comparación con otros amores que le siguieron.

“Hubo quienes intentaron acompañar algún tramo del viaje, pero fue pesado, hasta para los más valientes y se tuvieron que ir”, explicó en la actriz en el texto. De esta manera, Nazarena confrimó lo que muchos sospechaban: el vínculo que llegó a tener con algún novio posterior a su gran amor jamás logró llenar el vacío y muchos de los planes que se llegaron a comentar - entre ellos, un casamiento - difícilmente llegarían a concretarse. El tiempo se encargó de confirmar esta dura realidad. 

A continuación la carta completa: 

"Todo era más lindo Cuando estabámos TODOS JUNTOS"
Los problemas no eran graves,
Las risas duraban más,
La angustia era pasajera,
Las cenas divertidas
Las vacaciones, ¡fiestas!
La noche era un sin fin de estrellas, aunque lloviera, y el sol daba calor hasta en invierno... Pero
De repente, todo cambio....y el Capitán de mi barco se tuvo q marchar...  Su ausencia se siente mucho más de lo que el mismo imaginaría en el más optimista de sus sueños.
Hubo quienes intentaron acompañar algún tramo del viaje, pero fue pesado, hasta para los más valientes y se tuvieron que ir...
Claro, entiendo... las comparaciones son crueles y odiosas, pero a veces son inevitables.
Por momentos se hace difícil, casi imposible navegar… pero hay que seguir.
Los pasajeros más importantes están a bordo, y siguen esperando que los guíe hasta la orilla, y eso es lo que voy a hacer; aunque las tempestades, por momentos, me derrumben... por ellos. Voy a seguir.
DIOS dispuso que mi viaje por la vida no sería fácil, pero tampoco imposible, ¡TENGO LOS MEJORES HIJOS! y “ÁNGELES” que siempre están cerca... Igual, cuánto lo extraño, mi Amado Capitán, cuánto...

Comentarios