Policiales
Jueves 30 de Abril de 2015

En una comisaría, un preso con condena por violación atiende y recibe denuncias

El insólito y escandaloso episodio fue denunciado en Chubut. Una mujer contó que el sujeto le abrió la puerta y le dijo que "como el comisario no estaba le debaja las llaves de la seccional". 

En una comuna de Chubut, cuando el efectivo a cargo de la comisaria no está, lo reemplaza el preso. El insólito hecho salió a la luz luego de que una mujer denunciara que fue a realizar una exposición policial y fue recibida por el detenido que tiene condena por violación. 
Facundo, una comuna rural ubicada al sudoeste de la provincia de Chubut, fue noticia en las ultimas horas luego de que una mujer denunciara que fue a realizar una exposición policial y fue atendida por un preso. 
Aunque parezca mentira, la comisaría queda en manos de los detenidos. Todo ocurrió cuando la ex presidenta de la comuna, Vilma Pinilla, se acercó hasta la comisaría de la localidad. Como debía dejar la presidencia quería dejar constancia de la cantidad de dinero que se hallaba en la pequeña aldea para no tener problemas en el futuro.
Pero, la mujer vio que la comisaría estaba cerrada. Entonces golpeó la puerta. Lo hizo una vez. Dos. Tres. Hasta que alguien contestó: ¿Quién llama? Vilma Pinilla se identificó pero debió ir hacia una de las ventanas de la comisaría. Y le dijeron: "Mire, el comisario (en realidad un sargento) no se encuentra pero dígame que necesita". La ex presidenta le dijo que quería hacer una exposición policial ya que en poco tiempo debía dejar su cargo.
El hombre desde el interior respondió: "Espere que ahora le abro la puerta". En pocos minutos, Pinilla fue atendidad por el detenido, que tenía las llaves de la comisaría.
Pinilla le comentó el motivo de su visita y el hombre le dijo que no podía tomarle la exposición pero que si esperaba un poco podía llamar al jefe de la comisaría. Fue entonces cuando la mujer hizo la pregunta del millón: ¿Y usted quién es? La respuesta la dejó casi sin habla: "Yo soy el preso. Ocurre que cuando el jefe (de la comisaría) se va me deja las llaves a mí", según informó Diario Jornada.
Luego, el detenido lamó al comisario a cargo. "Dijo el jefe que le tome a la señora la declaración que él después va para allá", le dijo a Pinilla. Por supuesto que la mujer optó por no hacer ninguna exposición y le dijo al "preso-jefe" que volvería al otro día.
Luego de la difusión del insólito episodio, el jefe de la Policía de la provincia, comisario Rubén Cifuentes, aseguró que esta situación "no es normal ni en pueblo chico ni en pueblo grande", según inidicó diario Patagónico.
"Si hubo negligencia de los empleados policiales quienes deberían haber estado custodiando a los detenidos, administrativamente habrá responsables", aseguró. 

Comentarios