A un click
Viernes 21 de Octubre de 2016

En un hotel atacaron a una pareja que no los dejaba descansar por los gemidos

Ocurrió en un hospedaje en China. Toda la secuencia del bizarro episodio fue captado por las cámaras de video vigielancia

Una situación verdaderamente hilarante, escandalosa o bizarra se produjo en un hotel en China. Un grupo de huéspedes reaccionó violentamente frente a la habitación que ocupaba una pareja que, según indicaron los visitantes, perturbaba la paz del lugar con los ruidos y sonidos de una intensa actividad sexual.
Lo cierto es que el insólito episodio se desmadró cuando uno de los molestos vecinos primero golpeó la puerta del cuarto, después la derribó, sacó al hombre de la habitación, lo golpeó y logró quitarle la camisa.

Embed

Esa fue la secuencia que registraron las cámaras de video vigilancia del hotel ubicado en la ciudad de Beihai, provincia de Guanxi, al sur del país.
Según publica el Daily Mail, todo ocurrió cuando un contingente de pasajeros alojados en el hotel en cuestión, quienes a la mañana siguiente tenían una reunión de trabajo en dicho inmueble, no pudieron conciliar el sueño debido al ruido que causaba una pareja alojada en el mismo piso mientras tenía relaciones sexuales
De acuerdo a lo que se puede ver a través de las cámaras, un hombre de nombre Zhang se acercó a la puerta de la habitación para pedirles que guardaran silencio, pero la respuesta recibió fueron palabras altisonantes por parte de Lei Mou, el hombre que estaba adentro del cuarto.

ahuespedes2.jpg

Segundos después, las cámaras de seguridad del hotel captaron el momento en que se congregó un grupo más grande personas afuera de la habitación, mientras golpeaban y gritaban porque guardaran silencio.
Zhang logró derribar la puerta y sacó al hombre de la habitación, al cual golpeó, pateó y logró quitarle la camisa. El resto de las personas se unió a la pelea, incluso la novia de Lei Mou _la mujer en camisa blanca y pollera negra_ intenta detenerlos, aunque sin ningún éxito.
El conflicto continuó en el lobby del hotel, donde la policía tuvo que separar a los hombres, después que los encargados del establecimiento pidieran ayuda.

ahuesped3.jpg

Al final el que salió perjudicado fue Zhang _el hombre que tiró la puerta_ ya que tuvo que pagar 2. 200 dólares para compensar por todos los daños ocasionados.
Esta no es la primera vez que algo así sucede, en Inglaterra, Gemma Wale fue condenada a dos semanas de prisión, después que sus vecinos la denunciaran por hacer mucho ruido mientras tenía relaciones sexuales.

Comentarios