San Juan
Jueves 12 de Febrero de 2015

En un emotivo abrazo se unieron argentinos y chilenos en el límite

El 10º Cruce de los Andes cumplió su objetivo y celebró el aniversario de la batalla de Chacabuco llegando el 12 de febrero a las 12 del mediodía al hito internacional.

Lágrimas, abrazos, manos entrelazadas, frases de camaradería, al acto del homenaje a la gesta sanmartiniana no le faltó emotividad. Argentinos y chilenos se confundieron en un lazo que sirvió de marco para festejar el camino hacia la libertad de ambas naciones.

Donde el hito internacional marca la división de aguas entre Chile y Argentina, se convocaron los expedicionarios de ambos países para realizar un acto homenaje al General Don José de San Martín y al General Bernardo O’Higgins.

Los argentinos llegaron cabalgando hasta metros antes del límite, donde esperaron la señal para llegar, con el acompañamiento de la trompeta del Ejército Argentino, para recrear el avance de las tropas del Ejército de los Andes.

Cuando la trompeta sonó, más de cien jinetes argentinos, embanderados de pies a cabeza, llegaron a la línea imaginaria que divide ambos países.

El acto tuvo su emotividad propia, porque por más que sean diez cruces, cada uno tiene sus condimentos especiales. Palabras alusivas de autoridades de cada lado de la cordillera, para luego descubrir la placa recordatoria del Cruce de los Andes edición 2015.

Vino el momento del intercambio de presentes donde recibieron regalos no sólo las autoridades, sino los invitados especiales de este año: Juan Palomino, Alejandra Darín, Pepe Monje y Martín Jáuregui. Lo que vino fue muy colorido, una pareja de guasos (gauchos de Chile) deleitó a todos con varias cuecas y un representante argentino entonó “Cuando pa´Chile me voy”.

El regreso al Refugio Sardina fue agotador y con mucho calor. Los expedicionarios volvieron cansados pero con el espíritu lleno de los sueños de San Martín.

Por: Sergio Alfonsin

Comentarios