Mundo
Sábado 13 de Febrero de 2016

En México, el papa Francisco instó a los obispos a enfrentar el narcotráfico con un "coraje profético"

En un fuerte discurso, el pontífice llamó a "no minusvalorar el desafío ético y anticívico" que representa el fenómeno que arrasa en todo el país.

El papa Francisco pidió hoy a los obispos y a todos los religiosos mexicanos que "no minusvaloren el desafío" que el narcotráfico representa para la "sociedad mexicana" y los instó a enfrentar ese fenómeno con "coraje profético", en su discurso en la catedral de Ciudad de México.
"Les ruego, por favor, no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia'', dijo el pontífice a la jerarquía católica de México, vista por algunos como más inclinada a los poderosos y más favorecidos.
Con una fuerte metáfora, Francisco aseguró que el narcotráfico, por su proporción y por su extensión en el país, "es como una metástasis que devora".
"La gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, refugiarnos en condenas genéricas", les insistió a los obispos del país reunidos en la catedral.
 "Les ruego, por favor, no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la juventud y para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia"
Por ello, les pidió "coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral" para contribuir a crear una "delicada red humana, sin la cual todos seríamos desde el inicio derrotados por tal insidiosa amenaza".
El pontífice llamó a los miembros de la Iglesia a apoyar el combate al narcotráfico y la violencia, "comenzando por las familias; acercándonos y abrazando la periferia humana y existencial de los territorios desolados de nuestras ciudades; involucrando las comunidades parroquiales, las escuelas, las instituciones comunitarias, la comunidades políticas, las estructuras de seguridad".
"Solo así se podrá liberar totalmente de las aguas en las cuales lamentablemente se ahogan tantas vidas, sea la de quien muere como víctima, sea la de quien delante de Dios tendrá siempre las manos manchadas de sangre, aunque tenga los bolsillos llenos de dinero sórdido y la conciencia anestesiada", denunció.

Comentarios