Martes 06 de Septiembre de 2016

En Mendoza firmaron un compromiso de no despedir a empleados por el cierre del Aeropuerto

Entre las empresas que rubricaron el compromiso figuran Aerolíneas Argentinas, Aeropuertos Argentina 2000 y otros sindicatos.

Los casi 150 empleados que trabajan en algunas de las empresas que prestan servicios en el aeropuerto de Mendoza El Plumerillo no verán peligrar sus puestos de trabajo, ya que las empresas se comprometieron con el Gobierno a no despedir a nadie mientras dure el cierre.
"Las empresas acordaron no despedir a ningún empleado, sino que eventualmente harán traslados a los aeropuertos alternativos. Son unos 150 trabajadores que tienen asegurados sus puestos", confirmó ayer el subsecretario de Trabajo, Alejandro Jofré.
Entre las empresas que rubricaron el compromiso figuran Aerolíneas Argentinas, Aeropuertos Argentina 2000 y otros sindicatos.
"Estamos pidiendo que nos incluyan en el subsidio que el Gobierno nacional les dio a tres empresas de transporte y que nos habiliten para llevar pasajeros a los 3 aeropuertos alternativos", puntualizó Martín Sistero, uno de los remiseros del aeropuerto El Plumerillo, que participó en la caravana de protesta. Los choferes amenazan con no dejar salir a los transportes terrestres que partirán este miércoles de la Terminal de micros hacia las aeroestaciones de San Juan, San Luis y San Rafael si no tienen respuesta positiva a sus reclamos.
Si bien días atrás un grupo de remiseros se reunió con el secretario de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, de allí sólo obtuvieron la habilitación provincial para que puedan trabajar en el ala este de la terminal y trasladar a los pasajeros de avión que lleguen o salgan con algún transporte terrestre hacia algún aeropuerto. El acuerdo al que llegaron además les otorgaba 5 lugares (que se renovaban de acuerdo con la demanda) en la playa del ala este, en la que suelen estacionar los taxistas, pero eso no los satisfizo.
Tanto es así que concretaron un caravanazo de unos 50 vehículos que partió desde el predio de la Virgen en Guaymallén y llegó hasta Casa de Gobierno y luego a la Legislatura.
"Presentamos una nota formal en la Cámara de Diputados detallando nuestro pedido y esperamos que lo traten el miércoles. Mañana (por hoy) vamos a volver a la caravana desde las 8.30 a la Casa de Gobierno y si no tenemos ninguna respuesta tendremos que endurecer la medida, y de ser necesario bloquear la salida de los colectivos que vayan a los aeropuertos o cortar las rutas por las que vayan a salir", lanzó amenazante Sistero.
Una dilatada habilitación
"La regulación que se les otorgó es algo que nunca tuvieron, porque a ellos los contrató una empresa sólo para trabajar en el Aeropuerto. Ahora podrán hacer traslados de puerta a puerta para siempre, pero no subir pasajeros libremente. Ellos pretenden poder trasladar pasajeros a las vecinas provincias, pero eso no depende de nosotros sino de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), que es quien emite esos permisos, sin ellos no podrán salir de la provincia", puntualizó Sergio Marinelli, casi dando por cerrada esa discusión.
La última ficha de estos choferes está puesta en la Legislatura, pero mañana cuando sesione la Cámara de Diputados el cierre del Aeropuerto ya se habrá concretado y a esa altura no tendrán otro puesto de trabajo que la terminal de ómnibus, territorio casi exclusivo de taxis.
Fuente: Diario Uno

Comentarios