País
Martes 01 de Noviembre de 2016

En las próximas horas el Gobierno defiinirá si autoriza una nueva suba de combustibles

El nuevo incremento en la nafta y el gasoil rondaría el 5% y se aplicaría desde este mismo fin de semana. Las petroleras presionan para recuperar terreno frente a la devaluación que ya supera el 60% mientras que los combustibles se encarecieron un 32% en lo que va del año.

El presidente Mauricio Macri definirá en las próximas horas si cede a las presiones de las petroleras o bien si sigue los consejos de su gabinete económico que le recomiendan no autorizar un nuevo incremento en el precio de los combustibles.

La cuestión será tratada en la próxima reunión del gabinete económico prevista para las próximas horas según adelantó El Inversor Online que detalló además que "el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger y el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui aspiran a que los precios internos del crudo converjan cuanto antes con las referencias internacionales".

Es que el valor doméstico del crudo ronda los 60 dólares el barril mientras que los valores de referencia como el WTI de Texas y el Brent del Mar del Norte permanecen por debajo de los 50 dólares. Tanto Prat Gay como Sturzenegger y Lopetegui pretenden que a lo largo del próximo año esa brecha desaparezca. Sin embargo desde el ministerio de Energía advierten que, aunque coinciden con esa política, ello podría acarrear una abrupta baja de la inversión con un fuerte impacto negativo en lo social, señala ese medio.

En paralelo las petroleras, lideradas por YPF, reclaman al gobierno nacional que se autorice un nuevo aumento en el precio de los combustibles para recuperar terreno frente a la devaluación del tipo de cambio que supera el 60% desde el desembarco de Macri a la Casa Rosada mientras que los precios de las naftas y el gasoil aumentaron un 32% en lo que va del año.

"Si se habilita la suba, como se acordó en agosto (a principios de ese mes el Gobierno acordó con las empresas congelar por 90 días el precio de los combustibles) podría aplicarse el próximo fin de semana. Pero buena parte del área económica se opone", explicó a El Inversor Online un directivo del sector.

Entre las compañías productoras, las principales afectadas por la baja del precio del petróleo, la expectativa está puesta en lo que pueda hacer YPF. "La empresa precisa del aumento de precios para emprolijar sus finanzas, que no atraviesan su mejor momento", agregó otro empresario petrolero.

El pedido de YPF y del resto de los productores es una remarcación de al menos un 5% en el precio de los combustibles.

Comentarios