Policiales
Viernes 21 de Agosto de 2015

El remisero que llevó a Ludmila dijo que se despidió del jardinero con un "pico"

Rodrigo, el chofer que trasladó a la joven y su presunto secuestrador pensó que eran padre e hija. El acusado declara ante la Justicia.

Rodrigo, el hombre que trasladó a Ludmila y al jardinero acusado de secuestrarla, reveló detalles en diálogo con Canal 26 sobre el momento previo a que la joven regresara a su casa tras estar desaparecida durante ocho días. "Yo pensé que eran padre e hija", sostuvo el remisero, quien agregó que al momento de despedirse, se dieron un beso en la boca.
"De entrada pensé que era el papá y la llevaba a la casa. Que era padre separado. No me imaginé otra cosa. A unas cuadras le dice: 'bajá acá' y se baja. Le baja el bolso y ahí le agarra la cara y le da un pico", relató Rodrigo. "Él la acompañó a su casa. Le decía: 'contás conmigo'. Ella decía 'sí, sí. Lo sé'".
"Me dijo que era la novia. Que se estaban separando y que se iba del país. Yo le dije en chiste, 'si fuera vos me quedo a vivir acá'", afirmó. Y remarcó: "Ella no habló para nada. Estaba como enojada con él. Cada tanto lo miraba por el espejo. Ella estaba sentada en la parte de atrás. Él estaba adelante", ahondó el chofer.
"A las 12 de la noche me cayó la DDI a la Agencia y me pidieron que vaya a declarar. Si yo me daba cuenta que era la chica, apagaba el coche, y se lo llevaban ahí nomás", dijo en TN.
El hombre de 45 años fue detenido ayer y está acusado de haber abusado y ocultado a la adolescente de 15 años, a quien sedujo por la red social Facebook y que fue buscada por su familia durante ocho días. El hombre, identificado como Víctor Jorge Grados Vilca, de nacionalidad peruana, es en la DDI de San Isidro.
Trabaja como jardinero en un country en la localidad bonaerense de Pilar y quedó detenido ayer acusado de abuso sexual agravado por ser la víctima menor de edad, además de los cargos de corrupción de menores y privación ilegal de la libertad.
Grados Vilca sedujo por Facebook a la joven, quien estuvo desaparecida durante ocho días de su casa de la localidad bonaerense de Tortuguitas luego de haber salido del colegio Nuestra Señora de Fátima al que concurría.
De acuerdo a la investigación encabezada por el fiscal general adjunto de San Isidro, Marcelo Vaiani, el hombre sedujo a la joven y entabló con ella una relación durante los últimos 5 meses.
El sospechoso usaba la identidad falsa de "Rodo" en las redes sociales, donde decía que tenía 25 años y usaba los contactos de su hija, compañera de Ludmila, para chatear con sus potenciales víctimas.

Comentarios