País
Domingo 02 de Enero de 2011

El Padre Grassi, condenado pero libre

La Justicia rechazó un pedido para que se haga efectiva la prisión preventiva del cura condenado por pedofilia.

El cura Julio César Grassi continuará en libertad luego de que la Suprema Corte de Justicia bonaerense rechace “por inadmisible” un recurso extraordinario para que sea haga efectiva su prisión preventiva, realizado por el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate.

Fuentes judiciales confirmaron que el Máximo Tribunal provincial ordenó remitir “las actuaciones a la sala primera de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal del Departamento Judicial de Morón” para que se expida sobre el planteo del fiscal.

El sacerdote fue condenado en junio de 2010 a 15 años de prisión por abuso sexual de menores. Expresamente, fue procesado por el delito de "abuso sexual agravado y corrupción de menores agravado por su condición de sacerdote".

Grassi fue acusado por abuso en perjuicio del joven "Gabriel", quien habría sido abusado en la Fundación Felices los Niños, "en la mañana de un día sábado o domingo de la última quincena del mes de noviembre de 1996" y otra el "7 de diciembre" de ese mismo año.

Para el Tribunal, Grassi fue responsable del abuso de "Gabriel", hechos que habrían tenido lugar en la "Casa San Juan Bosco" de la Fundación, en Hurlingham, y los mismos promovieron una "desviación en la sexualidad aún en formación del menor".

Si bien Grassi permanece libre, debe cumplir una serie de condiciones, entre ellas, el cura tiene prohibido ingresar a la fundación y sus sedes sin el acompañamiento de otra persona, debe mantener su domicilio actual, no salir del país, y asistir el primer día hábil de cada mes ante el Tribunal.

Comentarios