País
Lunes 17 de Agosto de 2015

El massismo denunció robo de votos e irregularidades en las elecciones primarias

El candidato a gobernador bonaerense, Felipe Solá, registró modificaciones en los telegramas que le restaron casi 193 mil votos, que lo hubiesen dejado segundo, por arriba del kirchnerista Aníbal Fernández.

Una semana después de las PASO se siguen conociendo nuevas denuncias por irregularidades cometidas en las primarias del domingo 9 de agosto. Primero, el candidato a gobernador bonaerense del massismo, Felipe Solá, registró modificaciones en los telegramas que le restaron casi 193 mil votos, que lo hubiesen dejado segundo, por arriba del kirchnerista Aníbal Fernández.
A la denuncia de Solá, se sumaron otras del massismo en Misiones y Tucumán. De esta manera, el frente Una Nueva Alternativa (UNA) encabezado por Massa y José Manuel de la Sota agotará todas las instancias para que se revisen los conteos, según informaron oficialmente.
En Misiones, el dirigente del Frente Unidos Pedro Puerta afirmó que a esa fuerza le faltaban 40 mil sufragios. Desde el espacio pidieron abrir las 1075 urnas pero solo le permitieron abrir algunas, en donde se comprobó lo que denunciaban.
"Llevamos 15 o 20 urnas, hay buena predisposición porque se dieron cuenta que hubo un error, pero la decisión que tienen que tomar es abrir todas. No decimos que sean todos nuestros los votos, abramos todas las urnas y contemos voto por voto", planteó Puerta.
También se mostró confiado en que le adjudicarán algunos de los votos: "Hay 40 mil votos escondidos y vamos a recuperar un poco porque algunas urnas se van a poder abrir. Sería bueno que se abran todas".
Según reporta el diario local MisionesCuatro, Puerta detalló el caso de la mesa 0131 en Posadas. Allí, en el escrutinio provisorio hubo 19 votos para De la Sota, 43 para Massa, ningún voto para la categoría diputados y 83 en blanco. Sin embargo, cuando hicieron el escrutinio definitivo dio 40 votos para los candidatos del Frente Unidos.
La sospecha del partido es que el oficialismo cambia las autoridades de mesa por militantes, quienes son los encargados de enviar las actas a la justicia electoral.
En uno de los videos que difundió Frente Unidos se muestran las diferencias entre los números de las actas y lo que realmente se contabilizó, mientras que en otro video se puede ver alSecretario Electoral, Eduardo Bonetto, contabilizar personalmente los votos que no fueron incluidos en el conteo provisorio y que las autoridades de mesa consignaron como voto en blanco.
En Tucumán, la denuncia es que Daniel Scioli, candidato del Frente para la Victoria, obtuvo en una mesa de Famaillá, 287 votos cuando la cantidad de votantes era de 273. Es decir, el 105% de los sufragios. Asimismo, sumando la cantidad de votos a presidente encontrados en la urna, el telegrama da cuenta de que se hallaron 364, lo que daría 91 más que las personas que asistieron a votar.
Sin embargo, en la web donde se vuelcan los resultados apareció que en lugar de 287 votos para Scioli se contabilizaron 187. El Movimiento al Socialismo (MAS) también sufrió un recorte de 7 votos a 1. Con estos números, daría que 257 personas votaron para presidente, pero tampoco se consigna qué pasó con los 16 faltantes ya que no se indica si fueron votos nulos, en blanco, recurridos o impugnados.
Por último, en la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá denunció que le fueron sacados 192.446 votos, es decir, el equivalente a 2,21% de los sufragios emitidos ese día. Si le hubieran sido computados, el segundo puesto sería suyo: en vez de los 1.503.783 votos que le otorgaron, habría terminado con 1.696.229.
Fuentes cercanas a Solá informaron que las sospechas surgieron cuando descubrieron que la suma de los votos obtenidos en la provincia por los precandidatos presidenciales que lo acompañaban en la boleta (Sergio Massa y José Manuel de la Sota) era 2,35% superior a lo obtenido por él.
Primero pensaron que podría tratarse de un simple caso de corte de boleta: los electores querían votar a los precandidatos presidenciales de UNA, pero no a su postulante a gobernador. Luego, al mirar los telegramas en detalle, empezaron a descubrir las irregularidades: en muchas mesas en que Massa y De la Sota sumaban más de 100 votos, Solá tenía cero; en otras, ninguno de ellos había tenido un solo sufragio, cuando habían ganado en la urna de al lado.
Fuente: Infobae

Comentarios