Policiales
Jueves 12 de Mayo de 2016

El indigente que vivía en la bodega dijo que se despertó por el calor de las llamas

Juan Funes expresó que soñó que el lugar se prendía fuego y que se despertó por la intensidad del siniestro. El hombre dijo que ese lugar era usado por travestis para ofrecer servicios sexuales y por los jóvenes para drogarse.

Un indigente usaba desde hace seis meses las instalaciones abandonas de la bodega Duc de Saint Remy, en Rivadavia para cubrirse del frío nocturno y tener donde acobijarse. Durante la madrugada del jueves fue a dormir como todas las noches; una vez que estuvo descansando se despertó por el calor que generaron las llamas y logró salir sin problemas.
Juan Funes (50) tiene familiares directos, pero por decisión propia decidió vivir en lugares abandonados y contó a N8 que las instalaciones de la bodega eran utilizadas por travestis para ofrecer sus servicios sexuales y en muchas ocasiones los adolescentes iban a drogarse.

Comentarios