País
Viernes 03 de Abril de 2015

El hijo del gobernador de San Pablo murió al caerse un helicóptero

El piloto Thomaz Alckmin, hijo del gobernador del estado de San Pablo, Geraldo Alckmin, murió al caerse el helicóptero en el que viajaba sobre una vivienda de la mayor ciudad brasileña en un accidente en el que también fallecieron las otras cuatro personas que iban a bordo, informaron hoy fuentes políticas.

La información fue confirmada por dirigentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la formación de Alckmin, tras haber sido divulgada por varios diarios electrónicos.


"Es con enorme pesar que comunicamos la muerte de Thomaz Alckmin, víctima de un accidente de helicóptero (sucedido ayer por la tarde). En nombre de los miembros del PSDB de San Pablo expreso mi más profundo sentimiento de pésame al gobernador y a sus familiares", según el comunicado divulgado por el presidente regional de la formación en el estado de San Pablo, Duarte Nogueira.

El hijo menor del gobernador del estado más poblado y rico de Brasil, de 31 años, era piloto profesional de helicóptero pero aún se desconoce si estaba al comando de la aeronave o apoyando el vuelo como copiloto.
Thomaz Alckmin era amigo del piloto del helicóptero siniestrado y al parecer embarcó a última hora para asistirlo en un vuelo de prueba debido a que la empresa propietaria del aparato desconocía la presencia de un quinto ocupante.

Además de los dos pilotos murieron tres mecánicos, dos de ellos de la empresa Helipark, que habían realizado un mantenimiento preventivo de la aeronave, consignó la agencia EFE.

Alckmin estaba casado desde 2011 con la arquitecta Thais Fantano, con la que tenía una bebé de dos meses, pero también era padre de una niña de 10 años fruto de otra relación.

El helicóptero cayó sobre una vivienda en construcción en Carapicuiba, uno de los municipios de la región metropolitana de San Pablo.

Según los bomberos, el helicóptero, un Eurocopter de modelo EC 155 y matrícula PPLLS, impactó en una residencia que estaba en construcción y ninguna de las personas que estaba en suelo cerca al lugar del accidente resultó herida.

De acuerdo con la empresa, el aparato "tenía cerca de cuatro años de uso y aproximadamente 600 horas de vuelo, y estaba con toda su documentación y el mantenimiento rigurosamente en orden".

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB), a través de su Asesoría de Prensa, indicó que está adelantando las investigaciones para determinar las causas del accidente, identificar las víctimas e informar de más detalles sobre lo ocurrido.

Télam

Comentarios