País
Martes 17 de Febrero de 2015

El Gobierno prepara restricciones al uso de drones en las ciudades

La Administración Nacional de Aviación Civil tiene listo un borrador que implicará una virtual prohibición al manejo de esas aeronaves en los grandes centros urbanos.

Si 2014 fue el año de los drones, el 2015 puede ser el año en que su uso quede restringido en la Argentina: el Gobierno ya tiene en carpeta un borrador con una estricta reglamentación que limita la utilización de las cada vez más populares aeronaves a control remoto.

Infobae tuvo acceso al texto del llamado "Proyecto de reglamento provisional de los vehículos aéreos no tripulados", un documento elaborado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para que funcione como base para la regulación de la actividad que se oficializará en los próximos meses.

Los 31 artículos de la propuesta sugieren una serie de rígidas normas que, en la práctica, actuarían como una prohibición para utilizar la mayoría de los modelos de drone en los grandes centros urbanos. El artículo 17, por ejemplo, establece que "no podrán operar a una distancia lateral menor a los doscientos (200) metros de áreas residenciales, urbanizaciones, viviendas aisladas, rutas y/o autopistas y reuniones públicas o privadas al aire libre y a menos de UN (1) kilómetro de pueblos o ciudades".

La aplicación de esa norma implicaría que las aeronaves no tripuladas no podrán ser utilizadas en ningún lugar habitado, ya sea para filmar edificios, protestas, actos públicos o grandes eventos deportivos. Hechos como la grabación desde las alturas de los festejos por la clasificación a la final del Mundial o el ingreso a la cancha de River de un drone con la bandera de Boca no podrían volver a repetirse.
Sólo se permitiría grabar imágenes desde el aire "cuando previamente se hubiere obtenido autorización de la autoridad aeronáutica" para hacerlo. Es decir que cualquier periodista o ciudadano común necesitaría un permiso del Gobierno para poder registrar ese tipo de videos de manera legal.

La restricción es además complementada por la prohibición de volar de noche o cerca de los aeropuertos y aeródromos, la exigencia de contar con un seguro contra terceros y el requerimiento de que la aeronave tenga adosada una chapa con los datos de su dueño. Incluso quedaría vedada la posibilidad de que se utilicen drones para llevar paquetes como aspira a hacer el sitio de compras online Amazon en los Estados Unidos.

De la propuesta de reglamentación quedan exceptuadas las aeronaves no tripuladas de "uso recreativo o deportivo". Pero la clasificación es tan estricta que se vuelve de difícil cumplimiento: el documento establece que no serán consideradas dentro de esa categoría los drones que sean utilizados para la "fotografía, filmación u observación no consentida de terceros o de sus bienes o pertenencias". La complicada tarea de obtener el consentimiento de aquellas personas que se encuentren en la vía pública terminaría por descartar esa excepción.

En diálogo con Infobae, fuentes de la ANAC reconocieron que el objetivo es restringir el uso de los drones. Las sanciones por incumplimiento serán las mismas que ya rigen para el régimen de faltas aeronáuticas, lo que incluye multas y hasta el retiro del registro para operar.

 

Infobae

Comentarios