Jueves 04 de Agosto de 2016

El Gobierno Nacional le da la bienvenida a los primeros 300 refugiados sirios

Forman parte de los 3000 anunciados por Mauricio Macri.  Habrá coordinación de tareas con EE.UU. y Europa. La mayor parte de los inmigrantes se ubicará en el Norte del país y en Buenos Aires.

El Gobierno pondrá en marcha un plan de acción para recibir en una primera etapa a 300 refugiados sirios en la Argentina en los próximos meses, tal como se comprometió el presidente Mauricio Macri ante el papa Francisco, Estados Unidos y la Unión Europea.
El anuncio original fue el de traer a 3000 refugiados que escapan de la guerra de Siria. Pero ayer se acordó en la denominada Mesa Siria, conformada por varios ministerios, la decisión de avanzar paulatinamente en ese ambicioso plan tomando todos los recaudos necesarios en materia de seguridad.
 
Según dijeron fuentes de la Casa Rosada y de la Cancillería, la idea es que se establezca en el Líbano un equipo de avanzada de expertos, agentes de inteligencia y ONG de las colectividades árabes para realizar una selección de los posibles refugiados que recibirá la Argentina.
A la vez, se empezaron a coordinar con Estados Unidos y varios países de la Unión Europea (UE) los mecanismos de apoyo logístico y financiamiento para llevar adelante el plan de acción con los refugiados sirios. De hecho, ayer se reunió en la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires con el embajador Noah Mamet un grupo de embajadores de la UE para coordinar el trabajo con las autoridades argentinas. Allí hubo representantes de Suecia, Alemania, Canadá y Estados Unidos, entre otros.
El plan de refugiados sirios será uno de los temas que hoy abordará el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, con Macri en la visita oficial que realizará por 24 horas el emisario de Barack Obama.
La Mesa Siria está conformada por representantes de los ministerios de Seguridad, Salud, Trabajo y del Interior, la Cancillería, la Comisión Nacional para los Refugiados, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y las ONG relacionadas con las comunidades árabes.
Ayer hubo una decisión del Gobierno de avanzar con un primer plan de traslado de 300 refugiados y hoy se les comunicará a las federaciones y asociaciones árabes del tema, en una reunión que se realizará en la Casa Rosada.
"En función de los problemas de terrorismo que hay a nivel mundial y de los riesgos de identidad que hay en la frontera con Siria se tomarán todos los recaudos necesarios para evitar eventuales infiltrados que pongan en riesgo la seguridad nacional", admitió a LA NACION un destacado funcionario de la Casa Rosada, quien adelantó que el plan de acción inicial se anunciará la semana que viene oficialmente.
En rigor, hay un fuerte debate interno en el Gobierno respecto de los "riesgos y oportunidad" de avanzar con este plan en estos momentos en que tanto en Europa como en Estados Unidos se vieron ataques terroristas de Estado Islámico. Pero la decisión de Macri es determinante en función de la ayuda humanitaria compartida con Francisco, Estados Unidos y la UE. Por ello se optó por avanzar en etapas hasta completar los 3000 refugiados comprometidos públicamente por la Argentina. Ayer, Macri recibió a su par eslovaco, Andrej Kiska, con quien dialogó, entre otros temas, sobre la problemática de los refugiados de Medio Oriente.
La AFI, junto con la Cancillería, está coordinando tareas con las agencias de inteligencia y las oficinas de atención a refugiados de Estados Unidos y la UE. Este apoyo externo resulta crucial no sólo desde el punto de vista financiero, sino también logístico y de apoyo en mecanismos de lucha contra el terrorismo.
En este sentido, la canciller Susana Malcorra dijo hace un mes que se está "conversando con la UE y con Estados Unidos porque si acompañan [financieramente] eso facilita" la recepción de los refugiados, porque el Gobierno "no puede hacer algo descolocado con el contexto interno", en alusión a la escasez de presupuesto y de capacidad de los agentes de inteligencia locales.
 
En líneas generales, el programa de traslado de los primeros 300 refugiados sirios estará contemplado dentro del Plan Siria, que se gestó por decreto durante el gobierno de Cristina Kirchner. Esto significa que habrá familias "llamantes" desde la Argentina para recibir a los refugiados. Se tratará también de que el equipo de selección en territorio cuente con la ayuda de las comunidades para ajustar problemas de idioma, costumbres y asuntos laborales, que luego se deberán atender en la Argentina.
 La mayor parte de los refugiados que empiece a venir en los próximos meses se establecerá en el norte argentino y el Gran Buenos Aires, donde se concentra la mayor parte de la comunidad siria.

Comentarios