Mundo
Lunes 20 de Julio de 2015

El Estado Islámico destruyó el Estadio Olímpico de Ramadi con 3,5 toneladas de explosivos

El grupo terrorista detonó las cargas explosivas por control remoto para destruir el estadio de la ciudad iraquí, que estaba a medio completar. La demolición forma parte de la estrategia de EI, que ha colocado explosivos por toda la ciudad para hacerlos explotar al paso de las fuerzas iraquíes.

Según estas fuentes, los milicianos prepararon durante días las cargas explosivas que posteriormente detonaron por control remoto para destruir un estadio a medio completar y con capacidad para unas 30.000 personas. Esta demolición forma parte de la estrategia de retirada de Estado Islámico, que ha colocado explosivos por toda la ciudad para hacerlos explotar al paso de las fuerzas iraquíes, que en los últimos días han redoblado sus esfuerzos para tomar la ciudad. 
 
El estadio había sido concebido como uno de los grandes símbolos del futuro de Irak tras el fin de la guerra, antes de la emergencia de Estado Islámico. De hecho, el estadio formaba parte de un proyecto valorado en 100 millones de dólares que contemplaba la creación de una villa olímpica con residencias para atletas, pistas de entrenamiento, aparcamientos, bibliotecas así como un centro de transmisión televisiva y un hotel con 80 habitaciones. Fuente: abc

Comentarios